Noticias

Star Wars: Adam Driver reveló que le recuerdan que mató a Han Solo «una vez al mes»

Pese a que "The Force Awakens" se estrenó hace casi 8 años, al actor aún lo paran en la calle por el patricidio que cometió Kylo Ren.

Adam Driver Han Solo Star Wars
Lucasfilm

La vida de Adam Driver sin duda no fue la misma después de entrar al universo de Star Wars. Pese a que contaba ya con algunas películas, el actor alcanzó aún más notoriedad. Sin embargo, no todo fue positivo.

Con The Force Awakens, Driver pasó a ser reconocido por toda una comunidad de fanáticos. Pero luego de interpretar a alguien como Kylo Ren, lógicamente el oriundo de San Diego iba a sufrir las consecuencias.

Adam Driver y el conflicto tras Kylo Ren

Luego de 10 años desde la última película, Star Wars volvió a los cines del mundo en 2015 con una cinta que pretendía conquistar nuevas audiencias y reenamorar a las antiguas. Lo que no sabían los fanáticos, es que se iban a tener que despedir de uno de los personajes más queridos de la franquicia.

El encargado de blandir la espalda (o el sable, mejor dicho) fue el aproblemado Kylo Ren, quien asesinó a sangre fría a nada más y nada menos que su padre, Han Solo. Un suceso con el que Adam Driver aún debe lidiar.

«Alguien me lo recuerda todos los días», bromeó. «No todos los días, pero sí. Solía ser más, pero ahora es probablemente una vez al mes en algún lugar». En esa línea, el norteamericano reflexionó sobre lo difícil que fue lograr esa escena.

«Obviamente, John Williams no sonaba de fondo, pero de todos fue muy emotivo rodar con Harrison Ford. Fue tan generoso y contemplativo, que se transformó en un gran momento en el set, aunque fuera su muerte».

Para suerte de Driver y los fanáticos, ni él ni Kylo Ren resultaron pertenecer realmente al lado oscuro, algo que pudimos comprobar en los otros dos capítulos de la trilogía: The Last Jedi y The Rise of Skywalker.

En cuanto a su fichaje por Star Wars, Driver menciona que se lo tomó muy en serio, y por lo tanto, llegó a estar bastante indeciso. «Era consciente de que era una gran oportunidad. Y no quería estar en ella y ser el malo. Mucha gente iba a verla. Yo era fan de esas películas».

Teniendo en cuenta eso, no sorprende que el nominado al Oscar haya tenido náuseas cuando la escena se incluyó en el filme. «Me quedé totalmente frío, porque sabía que venía el momento en el que mato Han Solo, y la gente estaba hiperventilada cuando salió el título. Así que sentí que iba a vomitar».

Compartir