Noticias

Luis Alberto Spinetta: 10 clásicos esenciales, según Futuro

En el día en que hubiese cumplido 73 años, recordamos al "Flaco" Spinetta con canciones esenciales de su trayectoria.

Luis Alberto Spinetta 2009 Web
promocional

Luis Alberto Spinetta nació el 23 de enero de 1950 y falleció el 8 de febrero de 2012. Pero el «Flaco» vive para siempre con su vasta obra.

A Spinetta lo encontramos en sus bandas Almendra, Pescado Rabioso, Invisible, Spinetta Jade y Los socios del desierto. Por supuesto, también lo tenemos con una carrera solista interminable.

Fueron casi 50 discos de estudio los que el «Flaco» lanzó en vida, cada uno de ellos dando cuenta de una maestría que lo sigue manteniendo en la cabeza y vida de sus fanáticos.

En el día en que hubiese cumpliddo 73 años, en la radio del rock nos abocamos a la tarea de elegir 10 clásicos esenciales de Luis Alberto Spinetta.

Muchacha (Ojos de papel) (Almendra)

«Muchacha (Ojos de papel)», la apertura del primer disco de Almendra, elevó el nivel artístico de un naciente rock argentino. Desde el arpegio que abre se insinúa la sensibilidad de un clásico eterno. Una melodía casi recitada es la base de esta serenata hippie inmortal. Con los años «Muchacha (Ojos de papel)» permanecería como la canción símbolo de Almendra. Y como un emblema de las conquistas sociales e individuales de los 60.

Seguir viviendo sin tu amor

El «Flaco» Spinetta sorprendió a propios y extraños con esta canción luminosa que resultará su máximo hit en radios. La frase de guitarra sintetizada introduce una atmósfera pop que se verifica en la melodía, el estribillo levemente rockeado y el mensaje directo de la letra: “Y hoy que enloquecido vuelvo/ buscando tu querer”.

Bajan (Pescado Rabioso)

Con Del Guercio y Rodolfo García en la base rítmica, esto es casi como Almendra. «Bajan» es arquetipo de la sencilla perfección del disco de diseño disfuncional. Subrayada por el eco, la voz de Luis irrumpe con la guitarra eléctrica apenas distorsionada: “Tengo tiempo para saber/ si lo que sueño concluye en algo”.

El anillo del Capitán Beto (Invisible)

Spinetta nunca había sido tan alusivo y directo en sus letras, con referencias directas a cosas cotidianas de la vida bonaerense. “Beto” es el astronauta argentino en viaje al espacio sideral y… ¿Alonso? Alta ternura en el cosmos.

Alma de diamante (Spinetta jade)

Spinetta recuere al soul para enfatizar el puente de este midtempo rodeado por sintetizadores, por entonces de última generación. Un himno luminoso con cierto aire lennoniano por el sonido del piano.

Durazno Sangrando (Invisible)

«Durazno Sangrando» retrata la esencia de Spinetta por representar su modo de vida, ligado a la separación de lo occidental, su fascinación por el oriente y los libros de meditación que lo describen así. La canción cuenta y canta la vida de un durazno caído de un árbol y las vicisitudes después de este suceso en el que se abre su corazón.

Ana no duerme (Almendra)

«Ana no duerme» da el momento más rockero al debut de Almendra. El personaje es la hermana de Luis y esta historia se cuenta sobre un ritmo urgente con intervenciones prodigiosas de Edelmiro y arreglos de voces que, ahora, hacen pensar en el primer Queen. Spinetta demuestra que (también) es la voz del vértigo.

Todas las hojas son del viento (Pescado Rabioso)

Probablemente este es el momento más accesible del cláico «Artaud» de 1973. Una versión folk y contracultural de Ser padres hoy que deja pistas sobre los sinsabores del reviente (“cuídalo de drogas”) y un manual de educación alternativa (“Nunca lo reprimas/ dale el aura misma de tu sexo”). El estribillo es, como canta Spinetta, pura “luz”.

Post-Crucifixión (Pescado Rabioso)

Este clásico single tiene otro de los riffs memorables de Spinetta. Ya es otro grupo, con el órgano de Carlos Cutaia aportando densidad. Se aúlla una invocación anticipatoria: “Madre del dolor”. Difícil no estremecerse cuando Luis canta: “Siento presagios de lo que vendrá”.

Cheques (Spinetta y los socios del desierto)

Una muestar irrefutable de cuánto rocekaba Spinetta la da «Cheques». La canción cuenta la historia de una mujer que se aprovecha de un chico, quien la conoció en una noche cualquiera. Ella lo embauca hasta dejarlo con deudas hasta en los ojos y con su BMW achicharrado.

Compartir