Noticias

Experta asegura que aula digital serán clave para una educación integral

Docentes, estudiantes y familias tuvieron que adaptarse y trasladar la actividad dentro de la educación a las plataformas digitales.

educacion
Getty Images

La pandemia llegó a cambiar muchas cosas de nuestras vidas. Es que la digitalización se aceleró drásticamente en varias de las tareas que hacemos a diario, permitiendo desde realizar teletrabajo desde cualquier parte del mundo, hasta los colegios, donde desde docentes, estudiantes y familias tuvieron que adaptarse y trasladar la actividad dentro de la educación a las plataformas digitales. Pese a lo complejo que fue la adaptación, dejó puesto un gran reto para todos, que es ver como poder hacer un mix entre las clases presenciales y las online.

Uno de los objetivos de los próximos años, será poder trabajar de manera equilibrada la digitalización de las aulas, donde se alterne y se pongan a disposición de los estudiantes, todas las experiencias y metodologías existentes. Pero para lograr este tipo de alternativas, se debe potenciar la tecnología en todos los procesos, dando foco a una formación valórica, con el fin de potenciar la justa y correcta utilización de este tipo de herramientas.

Aula digital

«Hoy el desafío es poder mejorar las habilidades digitales tanto de los alumnos, profesores y apoderados, de la mano de la conciencia y la importancia del buen uso de los recursos digitales. Debemos entender que un profesor debe ser capaz de iniciar proyectos desde el online al offline y viceversa, sin perder el sentido de lo que se necesita enseñar y focalizar, para lograr una enseñanza integral. Pese a que tuvimos casi dos años de clases online, aún debe seguir perfeccionándose. Estamos frente a un escenario positivo, porque la información está en las manos de todos en forma constante, por lo tanto, la tarea de los colegios es lograr encaminarla para que tenga un uso correcto” asegura Milena Schublin Bisquertt, Experta en Educación, Magíster en gestión y dirección y Rectora del Colegio San Agustín de Santiago- Chile.

Actualmente, es más habitual ver el uso de tablets u ordenadores para tomar apuntes, que los colegios cuentan con pizarras interactivas, o cualquier otro instrumento que ayude en la transmisión de conocimiento del profesor a los alumnos de formato 2.0. Pero la realidad sobre la transformación digital es mucho más grande que eso.

El objetivo es tratar sobre cómo utilizar las TIC (Tecnologías de la Información y de la Comunicación) para aumentar el interés y la motivación en los procesos de aprendizaje. El propósito es que se logren integrar las TIC en el ámbito docente, y utilizar el sistema de e-learning, que es una herramienta de educación en el marco académico muy reconocida a nivel mundial, y ya consolidada hace años en algunos colegios y universidades del mundo.

Educación

«Aparte de la rápida incorporación tecnológica, que los colegios han vivido en tiempos de pandemia, debemos contar con equipos de docentes motivados que visualicen la integración global de todas las áreas formativas. Los colegios deben entregar a los docentes, las herramientas y capacitaciones necesarias para utilizar la tecnología, con el objetivo de fomentar el desarrollo de todas las habilidades y competencias que cada estudiante tiene en si mismo” comentó la Rectora del Colegio San Agustín.

La tecnología se abre paso en las aulas para potenciar las experiencias de aprendizaje, con el foco en lograr un equilibrio, que permita la formación de personas íntegras, y más preparadas para el futuro que cada uno decida elegir.

«La pandemia nos obligó a entrar en un camino con una mayor personalización de los contenidos curriculares, adaptándose al ritmo de cada alumno, permitiendo también apoyar a los estudiantes con una mayor precisión. En el fondo los niños y niñas, en cada una de sus etapas de desarrollo, serán activos constructores de su propia formación, aumentando tanto su motivación y responsabilidad, como su autonomía y confianza. Por nuestro lado, como docentes debemos asumir un rol facilitador y guía, para ayudar a los estudiantes a adquirir los conocimientos y capacidades necesarias, pero esta vez, con un desafío mayor, el que es formar en la correcta utilización de la tecnología junto con la responsabilidad ética que esta conlleva” finaliza Milena Schublin.

Compartir