Noticias

Ray Manzarek: el día en que murió el tecladista de The Doors

El lunes 20 de mayo de 2013 falleció uno de los músicos esenciales en la evolución del rock hecho en Estados Unidos.

Ray Manzarek En Vivo Getty Web
Getty Images

Ray Manzarek, miembro fundador y teclista de The Doors, murió el lunes 20 de mayo de 2013 a los 74 años; después de una larga batalla contra el cáncer de vías biliares.

«Me entristeció profundamente escuchar sobre el fallecimiento de mi amigo y compañero de banda Ray Manzarek hoy», dijo el guitarrista de los Doors, Robby Krieger; reaccionando a la partida de su compañero hace ocho años. «Estoy contento de haber podido tocar canciones de The Doors con él durante la última década. Ray fue una gran parte de mi vida y siempre lo extrañaré».

A Manzarek le sobreviven su esposa Dorothy y sus hermanos Rick y James Manczarek, quienes estaban con él en el momento de su fallecimiento, así como su hijo Pablo Manzarek, la esposa de Pablo, Sharmin, y sus tres hijos, Noah, Apollo y Camille. Por ese entonces, su familia solicitó que cualquier persona interesada en enviar flores haga una donación a nombre de Manzarek en www.standup2cancer.org.

El cantante Jim Morrison captó la mayor parte de la atención, pero las contribuciones de Manzarek a The Doors son igual de relevantes. Tal como lo dijimos en nuestro especial de las 10 mejores canciones de Ray Manzarek en The Doors; fue su forma de tocar el teclado influenciada por el jazz y la música clásica lo que ayudó a la banda a crear un sonido único. Esto se vio reforzado por el hecho de que a menudo también estaba llenando el extremo inferior del grupo, que rara vez usaba un bajista.

The Doors no era solo la arrogancia sexy y sudorosa de Jim Morrison. También fueron aventureros musicales de finales de los 60, especialmente el tecladista Ray Manzarek. De hecho, la mayoría de las canciones de los Doors se identifican al instante, no por las divagaciones un tanto incomprensibles de Morrison, sino por las claves carnavalescas de Manzarek y los rellenos de piano que combinan la música clásica con el jazz. Era una parte esencial de la banda, quizás el elemento musical más importante del grupo, porque también aportaba a sus canciones el bajo del teclado: recuerda, los Doors no tenían bajista.

Compartir