ENTREVISTAS

Académico Gonzalo Jimenez sobre la corrupción: «En Chile cuando hay escándalos existe un progreso en la regulación»

En #FuturoPSP académico sobre corrupción: "cuando hay escándalos existe un progreso en la legislación. En otros países no ocurre eso"

Diseño Sin Título (2)
Agencia Uno

Son 36 casos de corrupción y escándalos en Latinoamérica que aborda la investigación titulada “Gobierno corporativo en América Latina: La importancia de los escándalos para el cambio institucional”, realizada por los autores Jonathan Callund, Neil Pyper y el académico chileno Gonzalo Jiménez. La publicación busca dar una nueva referencia de investigación sobre el rol de los gobiernos corporativos presentes en América Latina. Uno de los principales objetivos es mostrar y evidenciar cómo estos escándalos financieros han dado forma a mejores prácticas de mercado. Entre los escándalos destacan casos como los de La Polar, SQM, Endesa y Fasa, por nombrar algunos. En Palabras Sacan Palabras conversamos con el académico Gonzalo Jimenez, coautor del libro sobre loa tesis del libro y los escándalos de corrupción

La tesis suena provocadora… ¿Por qué estos escándalos ayudan a mejorar lo que existe?

«Comparamos la realidad de seis países: Argentina, Brasil Colombia, Perú, México y Chile. En Chile cuando hay escándalos existe un progreso en la regulación y legislación. En otros países no ocurre eso. Son escándalos que nos molestan y eso tiene un impacto positivo, dentro de la mala noticia».

Por ejemplo, el escándalo de Endesa ¿Qué es? ¿Cómo ocurre?

«Enersis es la madre de todos los escándalos de gobiernos corporativos en el país. Los ejecutivos se otorgaron a sí mismos poderes de gobierno corporativos, poderes de control totalmente desproporcionados al interés económico. Por tanto se hicieron pagar 2/3 por el valor de las acciones. Con este se generó la ley de Opas; el premio se comparte con los demás accionistas».

Ninguno de ellos estuvo preso, ¿cierto?

«No, ninguno. Porque no había una legislación que tratara esa temática. La legislación va poco a poco mejorando. Por ejemplo, en Brasil la gente sí va presa. En los otros países no».

¿Qué avance institucional destacarías con SQM?

«Eso ha mejorado todos los avances de reporte. Ya descubrir el caso SQM fue tremendo. El controlador de una empresa hace operaciones con las empresas que controla y otras en las que tiene menores porcentajes. El que tiene menor porcentaje le compra a la empresa mayor y así va ganando. El mercado va tomando mayor sofistificación». 

Pero eso es un chanchullo…

«Así es. Efectivamente este es un mal eterno. Aquí van todos corriendo. Es como cuando los galgos corren detrás de un conejo. Lo bueno es que en Chile los gobiernos corporativos han ido cambiando, en una época lo único importante era lo económico. No había responsabilidad social y en ese sentido hemos superado a Milton Friedman. Hoy tenemos el rol y responsabilidad de que las empresas sean sociales. Que tengan ganancias económicas pero que de igual manera respondan éticamente a la sociedad». 

¿Cuá fue el avance institucional con las farmacias?

«Los presidentes de los directorios sabían la colusión que estaba ocurriendo. Sin embargo, los demás directores no sabían. Pese a eso, debían tener un conocimiento. No sirve señalar que lo supieron por la prensa. La responsabilidad de tener conocimiento de causa era de los directores». 

¿Qué es el caso Pehuenche?

«Es un caso particular. Tiene que ver con la transacción entre Pehuenches que habían estado vinculados a Endesa Chile en la época y los precios a los cuales se trazaban. Endesa Chile de la época hacía lo que quería; pagaban la multa. Los accionistas minoritarios de Pehuenche llevan adelante la lucha y en tribunales ganan». 

La Polar sigue haciendo polémica, digamos que hubo un avance pero no existió una lección, ¿cierto?

«Una cosa es que yo cambie mi regulación: que yo me haga más responsable para que la gente pueda ayudar a defenderla. Otra cosa es el tono y la cultura. Si estás desarrollado con una visión de “winner” es solo ganar y ganar. Es la única regla. Estas operaciones son discutibles y grises, lo termina haciendo de manera relativa. Hay que hacerlas porque sí». 

¿Qué ocurre con los directores que funcionan como especie de silla musical?

«No puedes tener competidores sentados en los mismos directorios. La Comisión del Mercado Financiero llevaron adelante ese proceso. Muchos directorios tuvieron que salir y pagar una multa. Están las leyes pero siempre se mira de lado. Sin embargo, vamos avanzando pero mucho más lento de lo que querríamos».

Compartir