Noticias

Jethro Tull y «Aqualung»: su obra maestra

Lanzado el 19 de marzo de 1971, la banda entregó un álbum inteligente, y a menudo inquisitivo, que fue mucho más allá de su época.

Jethro Tull 1971 Web
Getty Images

Jethro Tull ya había hecho tres álbumes cuando se lanzó Aqualung el 19 de marzo de 1971. Pero ninguno de esos discos tenía la fuerza; las canciones o la influencia duradera que su gran LP perforó casi de inmediato en la conciencia pública. Y lo hicieron con un álbum inteligente, y a menudo inquisitivo; que fue mucho más allá de las cosas rockeras habituales de la época.

Probablemente eso sea de esperar de una banda cuyo líder, Ian Anderson; era un pensador profundo que empuñaba una flauta que parecía un profesor universitario asolado por la ansiedad; y tenía la tendencia a pararse sobre una pierna apoyada durante sus episodios más intensos de solos.

Para llegar a este punto, el grupo necesitaba hacer algunos cambios primero. Consiguieron un nuevo tecladista y un nuevo bajista, pero lo que es más importante, rechazaron los elementos eléctricos más pesados ​​de álbumes anteriores como «Benefit» y «Stand Up» y los reemplazaron con sonidos más pastorales y acústicos. Y, apropiado para una banda cuyo líder parecía un trovador del siglo XVII, el cambio les quedó perfecto.

Trabajando un poco de progresivo, un poco de rock ‘n’ roll sencillo y mucho folk en sus nuevas canciones, Jethro Tull grabó la mayor parte de «Aqualung» durante tres meses de sesiones en Londres durante el invierno boreal de 1970-71.

A pesar de que ahora estaban principalmente desconectados, las canciones en realidad sonaban más fuertes gracias a Anderson y al nuevo enfoque de la banda en los riffs. La canción principal de apertura es el ejemplo más obvio, pero otros cortes principales del álbum, en particular «Cross-Eyed Mary», «Hymn 43» y «Locomotive Breath», se encuentran entre los mejores de todos los tiempos de Tull. A veces, el disco suena como una colección de grandes éxitos.

A todo esto se sumaba un tema central de la fe y su lugar en la sociedad a través de los tiempos. El lado uno se cuenta a través de una posición más secular, mientras que la segunda mitad (subtitulada «Mi Dios») explora la religión y su efecto mayoritariamente negativo en las masas. «Aqualung» no es exactamente un álbum conceptual, pero se parece mucho más a uno que muchos discos que dicen serlo. Y tiene mucho más sentido.

Dejando a un lado los lazos temáticos, el álbum se mantiene unido debido a la maestría musical más directa y enfocada. En algún momento entre «Benefit» y «Aqualung» de 1970, Anderson encontró una nueva inspiración para escribir canciones (según se informa, los folk británicos Roy Harper y Bert Jansch ayudaron a dar forma a esta nueva dirección) y más libertad para explorar sus tendencias musicales e intelectuales naturales.

El éxito del álbum (fue el primer álbum de Jethro Tull en llegar al Top 10 y lo llevó a dos No. 1 consecutivos, «Thick as a Brick» de 1972 y «A Passion Play» del año siguiente) puso al grupo en un camino nuevo y fructífero. Nunca hicieron un álbum mejor, o más vendido, pero inspiró, tanto directa como indirectamente, discos como «Thick as a Brick» (la flagrante reacción del álbum conceptual de Anderson al concepto supuestamente inexistente de Aqualung) y Minstrel in the Gallery de 1975. Y los hizo enormes. Escenarios más grandes para todos esos solos de flauta se avecinaban en el horizonte.

Compartir