Noticias

U2 en Chile: su primer Estadio Nacional y los goles del «Matador»

El miércoles 11 de febrero de 1998, la banda irlandesa tocó por primera vez en nuestro país, el mismo día en que Marcelo Salas le dio los dos goles del triunfo a Chile frente a Inglaterra en un amistoso.

U2 Chile 1998 Web
archivo

El miércoles 11 de febrero de 1998 fue especial para los fanáticos de U2 en Chile. Ese día, la banda irlandesa tocó por primera vez en nuestro país. Y su debut fue en el recinto más masivo de Santiago, el Estadio Nacional.

U2 llegó a Chile en plena Pop Mart Tour, la gira con la que promocionaron el experimental «Pop», lanzado en 1997. Un disco en el que Bono y compañía lanzaron dardos contra la sociedad de consumo, utilizando iconografía popular y mucho, mucho color experimentando con la música más allá. El escenario de cada show de la gira Pop mart tenía como pieza central un arco aludiendo a McDonald’s y la pantalla más grande hasta entonces, de 17 por 52 metros, garantizando a las galerías y localidades apartadas a ver todo lo que pasaba en el escenario.

Un Estadio Nacional recibió al cuarteto, que acababa de presentarse en Brasil y Argentina. Siendo las 10 de la noche en punto, mientras el resto del país se plegaba al inicio de un nuevo Festival de Viña del mar, TVN transmitió en directo lo que pasaba en el recinto de Ñuñoa. Una joranda de calor en la que, ya isntalándose en las diferentes localidades, los fans chilenos seguían por radio los relatos del amistoso entre Chile Inglaterra que se jugaba en Wembley. Sí, el mismo partido en que Marcelo Salas le dio el triunfo a la «Roja» ccon dos goles. Ambos tantos los celebró el público llenando las garderías del Nacional. Y no sería la úncia alusión al partido ese día.

Haciendo gala de su habitual histrionismo y capacidad de comunicación con el público, Bono se ganó rápidamente al público chileno en el Estadio Nacional. Saludando en español y echando mano a modismos tan chilenos como «chachai» o «buena onda». «Viva Santiago, vivan los chilenos, viva el futuro, el futuro», gritó el cantante, desatando la euforia total. «Realmente U2 en el fin del mundo. Gracias por esperarnos, nosotros también los esperamos»; añadió más tarde en el set.

Con el show avanzado, U2 hizo una pausa y por la pantalla gigante puso los dos goles marcados ese día por el «Matador». Los vítores aumentaron. Pero todavía quedaba un momento de emotividad en el concierto.

Ese llegó al cierre, cuando aparecieron un grupo de integrantes de la Agrupación de Familiares de Detenidos Desaparecidos, cada una portando un cartel con el rostro de un desaparecido y la frase «¿Dónde están?». En ese momento Bono se dirigió a Augusto Pinochet y lo conminó a entregar el paradero de las víctimas de la represión política con la frase «¿señor Pinochet. Dónde están los hijos de estas madres? Sólo una cosa, dígales dónde están sus hijos para que puedan enterrarlos y decirles adiós y que Chile pueda decirle adiós a su pasado».

Al principio se escucharon pifias en el Estadio Nacional por parte de quienes consideraron que la música no debía mezclarse con la política. Sin embargo, la mayoría de los presentes terminó por acallar esta rechifla con aplausos que emergieron desde todos lados del principal recinto deportivo del país.

Ese instante fue aprovechado por Bono para dedicar al concierto a cada uno de los desaparecidos que fueron nombrados por sus familiares. «El pueblo vencerá» fue la frase que con la que el cantante despidió el debut de U2 en Chile ese miércoles 11 de febrero de 1998.

Compartir