Noticias

Alice In Chains lanzará reedición especial de su primer EP «We die young»

La primera producción del grupo salió a principios de 1990, meses antes de su debut larga duración, "Facelift".

AIC1
Getty Images

Alice in Chains lanzará una reedición especial de su histórico primer EP, “We die young” de 1990. Esto salió originalmente antes de su primer largaduración oficial, “Facelift” de ese mismo año. Y fue solamente un lanzamiento promocional, no salió comercialmente. Ahora es primera vez que estará la venta, en una edición limitada, el 23 de abril, como parte del Record Store Day.

Y como tal, se trata de un “RSD Exclusive Release”, esto es, sólo estará disponible para este evento. La cantidad está limitada a 14.350 copias para todo el mundo.

El EP incluye tres canciones, “We die young” e “It ain’t like that”, que después fueron parte de “Facelift”. Lo llamativo es la presencia del tema “Killing yourself”, que está exclusivamente en esta producción. El sonido viene remasterizado por Bob Ludwig.

Material histórico

Bill Adams, de la revista Ground Control, al reseñar la discografía de Alice in Chains, escribió: «Para cualquiera que ya estuviera prestando atención a Alice in Chains en 1990, el hecho de que la banda firmara con una gran discográfica, siendo el segundo grupo grunge en ser firmado, después de Soundgarden, probablemente no fue una gran sorpresa”. 

“La banda tenía la capacidad y un sonido que podía pasar por similar al metal de la época (al menos en parte) y eran al menos tan buenos como Skid Row, Warrant, Living Colour y Winger, que estaban recibiendo mucha atención en ese momento. Por lo que parecía inevitable que Alice in Chains recibiera siquiera una mirada superficial de las grandes discográficas”, agrega. 

En las notas de la colección Music Bank de 1999, el guitarrista Jerry Cantrell dijo de la canción que da título al disco: “Acababa de mudarme temporalmente con Susan Silver porque Sean [Kinney] y yo acabábamos de pelearnos. Así que iba en el autobús al ensayo y vi a todos esos niños de 9, 10 y 11 años con pitidos traficando con drogas. La visión de un niño de 10 años con un bip y un teléfono móvil traficando con drogas equivalía a «We Die Young» para mí”.

Compartir