ENTREVISTAS

Eduardo Aninat: Con Melero «se entrampa la reforma previsional»

"Yo congelaría la reforma a las pensiones", señala el ex ministro de Hacienda.

Eduardo Aninat Pqn Card Web

Hoy en Palabra Que Es Noticia conversamos con ex ministro de Hacienda y académico de la Facultad de Economía y Negocios de la Universidad del Desarrollo, Eduardo Aninat.

La pandemia producto del Covid-19 ha afectado seriamente el bolsillo de chilenas y chilenos. Ante esto, el Gobierno ha dispuesto desde el año pasado una serie de beneficios y ayudas para apoyar económicamente a las familias del país. El Ingreso Familiar de Emergencia, Bono COVID y el Bono Clase Media son tres ayudas que se han entregado y se seguirán dando, cuyas fórmulas de acceso siguen en la mira.

Aninat analiza: “En una mirada rápida, Chile ha sido un país tremendamente afectado en los económico y social y hemos tenido impacto severo en los grupos más vulnerables. En los pobres y la clase media. La gente se pregunta hasta cuando dura eso y que fortalezas tiene Chile para salir adelante. Chile tiene algunas ventajas: Estaba viendo un ranking de capacidades de nuestro sistema hospitalario, de médicos y distribución de vacunas; y Chile aparece en tercer lugar. Incluso supera la capacidad en este tema de países como España y otros países europeos. Pero de ahí a que esto no esté provocando problemas sociales y económicas en otra cosa. El FMI nos dice que Chile puede avanzar bastante de aquí al 2026 y se ha visto también que el Senado tiene la capacidad de dialogar con el Ejecutivo”.

El ex ministro de Hacienda señala: “Lo malo, hay 3 tareas complicadas: recuperar los 900 mil empleos que no se han recuperado y poder pensar cómo llegar con un mensaje más enfático y más social que dé más esperanzas y expectativas a los grupos medios y grupos bajos que lo están pasando tan mal. Son dos desafíos difíciles de manejar”.

Impuesto a los súper ricos

Eduardo Aninat comenta: “Sobre el impuesto a los súper ricos y las fortunas de los más ricos de Chile aumentó en un 73%. La idea de aplicar más impuestos a los ricos, un impuesto global, en la práctica es difícil de manejar, porque la mayor parte de los países quieren que el otro lo suba y él no, para no asustar a los inversores y atraer capitales. Como las reformas tributarias son difíciles de implementar, miren la de Arenas, que demoró como dos gobiernos con el sello final de Larraín”.

«La prioridad está en hacer frente a los próximos meses complejos. Me preocuparía en hacer un plan para fomentar el empleo. Lo importantes es como movemos más rápidos la cadena del empleo y no cometer errores de listas de labores esenciales, porque ahí asfixiamos el empleo informal que ha apuntalado bastante bien. Cuando Codelco pasa 100 al fisco, debiera mejor destinarlo a los más pobres con transferencias directas. El Estado tiene la empresa más rica de Chile. El estado podría derivar esas ganancias a las personas que lo requieren y evitar que sigan los retiros de fondos de pensiones”, agrega el ex ministro de Hacienda.

“Por una cosa filosófica mal pensada no se puede aplicar ahora el impuesto a los súper ricos. Es más fácil tirar billetes a los barrios más pobres desde un helicóptero. No me opongo a la idea en sí, pero no se ha hecho ningún cálculo. No se sabe en que está invertido el patrimonio de los súper ricos y no se sabe a qué tasa. Es mejor que Chile haga las cosas bien, porque algo ha ganado en tener la economía más ordenada que Perú o Argentina”, complementa.

Rol del Gobierno

“Por inventar ideas, todos podemos inventar. Pero es mejor hacerla después de la Constitución en un esquema más ordenado. Estamos proponiendo algo en un Gobierno que está débil. Evalúo positivamente el manejo sanitario del Gobierno. Ha sido el de los más veloces, con una serie de críticas, pero estamos saliendo adelante”, indica Eduardo Aninat.

Patricio Melero como Ministro del Trabajo

Respecto al nombramiento de Patricio Melero como nuevo Ministro del Trabajo, Aninat cree que “se entrampa la reforma previsional y no se ve progreso. Melero es una persona un poco dura, pero es serio y estudioso y tiene experiencia parlamentaria. Me gustaba mucho Zaldívar, porque era dialogante y tenía claridad de las ideas. Si el Gobierno se da cuenta que no va a poder sacar una reforma previsional en los próximos 7 o 8 meses, mejor que la deje para el próximo y dedique sus esfuerzos a tener saliendo de este trimestre, que va a ser casi tan duro como el invierno del año pasado, tener un plan de reactivación muy importante con los municipios, con las empresas públicas, con Corfo, con Banco Estado y con incentivo al empleo más que bonos”.

“Yo, congelaría la reforma a las pensiones.  Los Gobiernos se meten obsesiones que no tienen piso político y se quedan entrampados. Porque no radicarse en un tema más de fondo. Todos podemos recibir un pago, pero eso no es dignidad. Le pondría más atención a un trema de reactivación por empleos productivos de verdad”, complementa el ex ministro de Hacienda.

Compartir