Billy Sheehan: “En las clínicas de bajo aprendo más yo que los asistentes”

El músico estará en Chile en los últimos días de octubre con dos fechas dando clase magistral de su instrumento.

18 Oct, 2019

Por Jorge I. Lagás

Visita ilustre tendremos en los próximos días en Santiago: Billy Sheehan, uno de los mejores bajistas del mundo, regresa a nuestro país para dar una clase magistral del instrumento y además compartir su música en vivo, en dos fechas: martes 29 de octubre en Quilpué (Terraza Trotamundos) y miércoles 30 de octubre en Santiago (Sala Metrónomo), ambas con entradas en Puntoticket.

Hablamos con él antes de este encuentro:

-Billy, un gusto tenerte nuevamente por acá.

-Para mí también. Me encanta Chile, he ido varias veces y uno de mis mejores recuerdos es cuando grabamos un DVD en vivo con The Winery Dogs. Así que estoy con muchas ganas de volver.

-Tendrás otra ocasión de compartir con seguidores locales, poder enseñar, escuchar preguntas e intercambiar ideas en torno a la música. ¿Qué tan bueno es para ti tener este tipo de citas?

-Lo amo. Es la oportunidad de hablar con otras personas que tocan, gente joven, a veces principiantes, a veces avezados. Y hablamos de muchas cosas, no sólo del bajo: música, composición, grabaciones, giras, recorrer el mundo, historias de las bandas donde he estado, los discos que me ha tocado hacer. Es muy entretenido. No sólo es algo educacional. Muestro todo lo que hago y me hace feliz compartirlo con otra gente. Me considero un afortunado dentro de la industria así que hay que hacer algo bueno con eso.

-Seguramente te recuerda cuando tú eras un principiante y seguías lo que te podían enseñar tus ídolos.

-Me gustaría poder haber ido a una clínica de bajo, la verdad es que nunca fui a una cuando joven. Y después cuando ya estaba haciéndolas yo, recuerdo que la primera que hice fue en Pittsburgh, Pensilvania, y había un chico en la audiencia, su nombre era Paul Gilbert.

-Jajaja, lo que son las cosas. ¿Te pasa que al final terminas aprendiendo algo nuevo tú también, en cada clínica?

-De hecho, en las clínicas aprendo yo más que la gente que asiste. Porque al tratar de explicar cosas, primero tengo que entenderlas. Y muchas veces no tengo una idea clara de lo que estoy haciendo, sólo lo hago. Esto me ayuda a entender mejor lo que yo mismo estoy haciendo. Eso pasa cuando me preguntan “¿cómo haces tal cosa?” y la verdad es que no sé, sólo me sale, así que es momento de “ok, descubrámoslo”, jajaja. Eso pasa en cada clínica, y a veces de gente muy principiante. Esa gente suele tener puntos de vista interesantes, completamente nuevos, y uno que lleva décadas tocando viene a aprender de eso también.

-Buenísimo. ¿Con qué disposición hay que ir a este encuentro?

-Con todas las preguntas que tengan, listos para entender un poco de la música, hay mucha diversión, mucha risa, se pasa bien. Y hay hartas historias. No sólo del bajo, sino de todo lo relacionado a la música. No importa con qué instrumento estén familiarizados, sea guitarra, bajo, batería, teclados, vientos, siempre encontrarán algo interesante. Y es muy inspirador. Una de mis metas es inspirar a la gente, que salgan con un poco más de energía haciendo las cosas mejor.

-También tocas música, ¿no?

-Sí, haremos algunas canciones, junto a algunos músicos locales. Sólo para divertirnos. Habrá muchas canciones que he hecho en mi carrera, como “Shy boy” (David Lee Roth), “Oblivion” (The Winery Dogs) o de Sons of Apollo.

-A propósito, ¿en qué está The Winery Dogs? ¿Habrá actividad pronto?

-Sí, nos pondremos a escribir canciones en los próximos meses. También ahora mismo estamos terminando un nuevo disco con Sons of Apollo y acaba de salir un álbum en vivo en Bulgaria, con orquesta sinfónico. Y además estoy colaborando en varias cosas con otros artistas, hay harto trabajo.

-¿Y con Mr. Big, habrá más actividad o definitivamente no van más, tras la muerte de Pat Torpey?

-No sé cuál será el futuro, tenemos que hablarlo. Seguramente el próximo año zanjaremos eso. No hay planes por el momento.

Lo que sí está claro es su llegada a Chile para estas dos clínicas. Recuerden que las entradas están en Puntoticket.

Relacionados

Lo más reciente