Jean Carlo de Oliveira, Candy66: “El arte está para ser una herramienta contra la represión”

La banda venezolana de metal alternativo se presenta por primera vez en Chile este 17 y 18 de mayo en el Club Subterráneo de Providencia.

09 May, 2019

Por Jorge I. Lagás

Con dos conciertos en Santiago debutan en Chile los venezolanos Candy66, una de las bandas de metal alternativo más importantes salidas de ese país. Con casi 20 años de carrera han generado una potente base de fans, que los ha visto tocar en diversos festivales internacionales y compartir escenarios con referentes como Korn, Slipknot y Papa Roach.

Precisamente lo suyo es un estilo que toma influencia del nu metal y lo convierte en algo propio con identidad latinoamericana. Es lo que van a estar mostrando por primera vez en nuestro país este viernes 17 y sábado 18 de mayo en el Club Subterráneo de Providencia. La primera fecha ya está agotada.

Hablamos unas palabras con su vocalista y fundador Jean Carlo de Oliveira:

-Jean Carlo, ¿cómo están para esta primera vez en Chile?

-Entusiasmados de llegar allá, porque hay una gran comunidad de personas que conocen la banda y siempre hemos tenido el interés de visitar el cono sur por toda su historia musical, los grupos que han salido de Chile y Argentina que han sido influencia para nosotros.

-Con su Siempre Fuertes Tour 2019 están celebrando 20 años de carrera, ¿cómo se siente ese aniversario?

-Sí, son 20 años, hemos trabajado duro y tenemos una bonita celebración. Además un reencuentro con muchas caras conocidas y otras que vemos por primera vez. Son 20 años en que han pasado muchas cosas, positivas y negativas, pero más que todo, mucha música, que es lo importante para nosotros: seguir creando y hacer lo que nos gusta.

-Y se da un momento en que vienen volviendo de un receso en que se reestructuraron, ¿cómo ha sido esta etapa?

-Pasamos por una primera reestructuración desde el 2006 al 2009. Después de eso la banda se mantuvo bastante similar a lo que es hoy, sólo que uno de los guitarristas, como muchas otras personas, dejó el país. Bueno, nos fuimos todos, en realidad. El grupo se fue parando por este tema del éxodo. Hoy es una realidad perenne en la mayoría de los venezolanos y somos parte de eso. Como banda nos vimos afectados. Ahora nos hemos vuelto a organizar y estamos retomando las actividades.

-La situación social de Venezuela que mencionas la conocemos acá por cómo ha crecido la comunidad venezolana en Chile y uno de los aspectos llamativos es la realización de espectáculos provenientes de Venezuela, ya sea de música u otras expresiones, y que tienen mucha asistencia de parte de sus compatriotas. ¿Cómo ven ese fenómeno, de presentarse para mucha gente de su país en distintos territorios? ¿Es una forma de estrechar lazos con sus orígenes?

-Efectivamente, creo que una de las comunidades más grandes están en Chile y en Argentina. Por testimonios de amigos y compañeros que están ahí, han sido bastante receptivos con nuestra gente y eso siempre se agradece. Para nosotros es un honor. Como te dije antes, siempre he seguido la música chilena de cerca, en mi juventud escuché bandas como Los Ex, Los Tetas y Los Tres. Son grupos que llegaron a Venezuela y tuvieron muchos seguidores. Para nosotros esto es importante porque además de reactivar la banda, es reencontrarnos con amigos, llevar nuestra música y hacer de Santiago, aunque sea por un par de días, Zona 66. Donde posiblemente vamos a reclutar nuevos oídos. Ese es uno de los objetivos, también.

-Ustedes han hablado de todos esos temas en su material. Nos acordamos de “No más violencia”, por ejemplo, que era un mensaje bien directo. ¿Cómo ha sido esto de traducir en canciones todas estas emociones?

-Como ciudadanos comunes de un país como Venezuela, totalmente convulsionado, vivir ahí en los últimos 10 años fue una aventura. No para cualquiera. Haber vivido todo esto nos marca. Yo, como autor de las canciones, tenía que plasmarlo en las letras. “No más violencia” fue en una época de represión muy fuerte contra las manifestaciones del pueblo. Buscábamos paz y soluciones y nunca llegaron y nunca han llegado. El arte está para eso también, para ser una herramienta contra la represión.

-En cuanto a la música, ustedes encontraron en el rock/metal un vehículo para expresar estos mensajes, ¿la fuerza de este estilo lo hizo el más apropiado?

-Sí, definitivamente como personas que vivimos todas esas distorsiones de vida, eso se transmite al arte. A tus maneras de “drenar”. Como artistas, es inevitable que fuera así. Por eso hay canciones desde muy temprana edad en la banda como “Bandera”, que hablan de todo lo que pasa en Venezuela desde que empezó todo en 1999. Son temas que vienen de ahí.

Las entradas que quedan para la segunda fecha están disponibles por sistema Passline.cl a $15.000 y sin recargo en restaurant Papelón Sabroso y Bienmesabe.

Relacionados

Lo más reciente