Philip H. Anselmo & The Illegals: Más fuerte que todo

El ex Pantera homenajeó a sus fallecidos compañeros en un repleto Teatro Cariola

25 Ene, 2019

El ex Pantera homenajeó a sus fallecidos compañeros en un repleto Teatro Cariola

Por Diego Puebla
Fotos: Claudio Poblete

Un 22 de junio del reciente 2018, el mayor de los hermanos Abbot, encargado de la batería en la extinta Pantera falleció repentinamente por una miocardiopatía dilatada. En fácil, su gran corazón (literal) no aguantó más.

14 años antes, en un recordado episodio, Nathan Gale con indicios de esquizofrenia y paranoia asesinó sobre el escenario a Dimebag Darrel a una hora de dar por iniciado su show con Damageplan. Un policía abatió al tipo de 38 años de edad, que murió al instante.

Ambos episodios desencadenaron reacciones de su ex compañero de banda, Philip H. Anselmo. El mismo que audicionó para la banda y de inmediato se produjo la “magia” con los hermanos Abbot, que cambiaron de estilo al coquetear con el glam en “Power Metal”, para después deslumbrar al mundo hasta el día de hoy con cinco discos que “reinventaron el estilo”, recordándolos hasta hoy. Anselmo entró en una profunda depresión con la muerte de “Dime”, estuvo fuera del “ojo” público durante algunos años y las agresivas declaraciones contra sus antiguos compañeros, cesaron. Intentando a su regreso, volver a reunir las piezas para formar Pantera, situación que nunca volvió a unificar.

Phil Anselmo siempre fue un tipo intratable, a sus 14 años con un amigo quemaron una gran porción de su hogar simplemente para asustar a su hermana. A los 16 se fue de su casa, trabajando como pescador para que unos años después la voz fuera su herramienta de trabajo hasta el día de hoy.

Una separación de su primer matrimonio, el quiebre de la agrupación de su vida, la muerte de su “hermano”, una seria lesión a la espalda la cual necesitó cirugía y una interminable adicción a las drogas, casi lo obliga al retiro. Hasta que proyectos como Superjoint Ritual, Eyehategod desde la guitarra, Down, Viking Crown, los extremos Necrophagia y tantos otros, levantaran la figura del cantante a brillar con luz propia.

Uno de ellos es su versión solista más The Illegals, que confirmó su visita a Chile y en una segunda tragedia por lo de Vinnie Paul, re-estructuró el show agendado para honrar a ambos con canciones de Pantera, logrando la venta total de entradas para aquel día, sumando una nueva presentación.

Así fue como el pasado 24 de enero, finalmente Anselmo y compañía convocaron 1.500 personas en un Cariola convertido en horno, cuando en Santiago los 25 grados de temperatura a las 21:00 horas se incrementaran por el recinto lleno a tope.

21:20 horas y el quinteto subió al escenario con una afición que de inmediato gritó y vitoreó, para recibir a un emblema del metal mundial. Con una mochila que dejó al costado de la batería, más delgado y con su característico ceño fruncido, inició el catálogo con su actual banda que fue bien recibido en el Teatro. “Bedribben” y la más reconocida de su presente “Choosing Mental Illness”, se interrumpieron cuando los presentes cantaban a Anselmo, mientras el músico golpeaba el escenario en señal de reverencia, y levantaba sus pulgares en aprobación de lo ocurrido.

Prometió dos canciones más de lo actual, para entrar en los recuerdos y cumplió. Cinco temas del repertorio con “The Illegals”, para impactar con parte del catálogo de Pantera. En serie, “Mouth for War”, “This Love”, “Hollow” fueron las canciones elegidas de “Vulgar Display of Power” de 1992, además de “Becoming” de “Far Beyond Driven” o “Domination” y “Fucking Hostile” de “Cowboys From Hell”. Faltando “Walk” como postal clásica, sin lugar a dudas. Algunos problemas de sonido se presentaron, como la percepción clara de algunos instrumentos al comienzo del show -específicamente la guitarra rítmica- y el fallo de micrófono en "I'm Broken".

Con ocho postales de su ex banda, con menos movilidad que antaño y menos voz, el vocalista activa la añoranza del fanático de tener por último en la imaginación, a una de las agrupaciones más influyentes y significativas del metal como un todo. Tras múltiples problemas, separaciones de todo tipo, adicciones y encontrarse con la muerte, Phil Anselmo demuestra que a pesar de todo puede realizar exitosas y masivas presentaciones aún “levantando la bandera” de Pantera, dejando en claro que como dice la canción, todavía se puede ser… “más fuerte que todo”.

 

Relacionados

Lo más reciente