Soinca, debut y despedida

06 Jun, 2013

Soinca 1975 2

Campeonato de Segunda División 1975
Estadio Soinca de Melipilla
Soinca Bata 1 – Universidad Católica 4

En la segunda mitad de los ochenta, Soinca Bata fue protagonista habitual de la Segunda División. Sin embargo, mucho antes el cuadro melipillano tuvo un fugaz y hoy casi olvidado paso por el Ascenso.

El equipo zapatero había sido fundado el 1 de julio de 1963 en el seno de la Sociedad Industrial de Calzado, SOINCA, donde se fabricaban los populares zapatos Bata. Desde ese entonces competía en diversos campeonatos amateurs y hacía de local en el estadio de la empresa; la mayoría de sus jugadores eran jóvenes de la zona y empleados de la propia fábrica. Su éxito fue tal que en 1974 obtuvo el título del Campeonato Regional de la Zona Central, especie de tercera división metropolitana sin derecho a ascenso.

Insignia Soinca Bata 1975

Durante esos años la entrada al profesionalismo era decidida a dedo, como sucedió en el caso de Aviación. Juzgando a Melipilla como una buena plaza, en 1975 la Asociación Central de Fútbol (ACF) dio un cupo a Soinca en calidad de invitado: evaluando resultados y convocatoria, a final de año se evaluaría la decisión. La campaña de los blancos fue muy mala; acabaron colistas del torneo que ganó la Universidad Católica y sin mayor trámite fueron borrados para la siguiente temporada.

La foto de arriba corresponde a ese plantel ’75, justamente antes de perder como locales ante la UC. Parados: Vial, Jofré, Vera, Flores, Vilches, Astorga; agachados: Brito, Orrego, Jorquera, Alarcón y Ahumada. El puntero Raúl Alarcón había sido elegido en 1974 como el mejor jugador amateur de Chile tras un torneo en Osorno y Valdivia en el que Soinca fue base de la selección metropolitana.

Soinca 1975 1

Soinca Bata regresó al amateurismo; durante los ’80 se integró a la nueva Tercera División y ganó en la cancha el ascenso a Segunda (antes, en 1982, un Santiago Morning en busca de nuevos aires se había intentado afincar en Melipilla sin mayor éxito).

A Soinca le fue bien en el Ascenso; sin embargo, a fines de 1991 Bata retiró su apoyo al club, lo que forzaba su desaparición. A diferencia del caso de Naval, la dirigencia central autorizó el traspaso de sus derechos federativos: así, por iniciativa de particulares, nació el Club de Deportes Melipilla, que se estableció en el estadio municipal Roberto Bravo Santibáñez y reemplazó al disuelto Soinca en Segunda (San Antonio manifestó interés en el cupo, pero el proyecto no prosperó).

En 1992 los debutantes “potros” alcanzaron la gloria al ascender a Primera. Según relatos radiales de la época, en el camarín los dirigentes melipillanos no sabían si festejar o lamentar un éxito que no estaba en sus planes (ni menos en su presupuesto).

El equipo de Soinca, en tanto, siguió jugando en campeonatos interempresas hasta el cierre de la planta de Bata de Melipilla el año 2005.

Foto: Archivo revista Estadio 1975.
Info: Nelson Palominos, Héctor Gatica W.

Lo más reciente