La UC en Segunda

09 May, 2013

Trasandino-UC 1975

En los años 60 la Universidad Católica se convirtió en permanente animadora: ganó dos torneos (’61 y ’66) y sumó cinco vicecampeonatos. Antes era considerada un equipo mediano y “simpático” que -eso sí- animaba el verdadero derbi de entonces: el clásico universitario, fiesta mayor del fútbol chileno desde su estreno oficial en 1939.

El medio saludó con entusiasmo la irrupción de la UC y la U como fuerzas poderosas y ganadoras: convertidos súbitamente en equipos “grandes”, vinieron a contrarrestar la total supremacía que Colo Colo había mantenido en el afecto popular durante 30 años de profesionalismo.

Sin embargo, algo se torció de repente. Podríamos fijar el inicio de la inesperada decadencia cruzada en 1969, cuando no clasificó para el hexagonal final. En 1971, para hacer caja, sus directivos vendieron el Estadio Independencia a una constructora (que levantó en el lugar un conjunto de blocks); también se desprendieron de su máximo ídolo, Alberto Foullioux, transferido a Huachipato. Tan grande fue la crisis que la UC no volvería a ganar un clásico universitario en década y media -pese a que la U también andaba a los tumbos- y pasaría 18 años sin ser campeona.

Volvamos a los 70. La institución de la franja navegaba sin rumbo y eso se dejó sentir en la cancha. El ’71 terminó a cuatro puntos del descenso directo; el ’73 vino la debacle. Colista absoluta entre 18 equipos, la UC bajó por segunda vez en su historia (la primera había sido en 1955, cuando cumplió la curiosa “hazaña” de descender un año después de campeonar).

El retorno en esta ocasión no sería nada sencillo. En 1974 la UC cumplió un desastroso torneo en la zona norte del Ascenso: terminó en el sexto lugar, apenas superando en puntaje al SAUP y Coquimbo, y por poco no debió jugar un repechaje de descenso al amateurismo.

El ’75 las cosas mejoraron bastante para el cuadro estudiantil. Cumpliendo grandes actuaciones, hasta la vigésima fecha del torneo de Segunda División permaneció invicto. En la foto de abajo se ve uno de sus triunfos, un 4 a 1 en Melipilla ante Soinca Bata (que participaba en calidad de invitado).

1975_Soinca_UC

La fotografía de arriba corresponde a la primera derrota cruzada en el campeonato: en el hoy demolido Estadio Ferroviario de Los Andes, Trasandino venció a la UC por la cuenta mínima. Gamboa (al fondo) fue el único anotador de la tarde, al marcar un gol olímpico ante el estupor de la defensa visitante.

Ese traspié no impidió que Universidad Católica continuara su marcha triunfal y ascendiera sin despeinarse a tres fechas del final del torneo. El CDUC recuperaría así su sitial en el fútbol de honor y se abocaría luego a su consolidación institucional en el barrio alto.

Fotografía: Archivo Estadio, Leopoldo Canales (“repórter gráfico”).

Lo más reciente