Editorial de Freddy Stock, viernes 11 de enero.

Es la esperanza ante el fin del mundo.

Pasada la fecha apocalíptica atribuida a los mayas y aprovechado dicho temor en los matinales de la TV, hay que decir que la idea del fin del mundo tiene asidero científico… pero en miles de millones de años más. Será cuando el sol se transforme en una gigante roja o cuando un nuevo meteorito termine chocando con la Tierra… pensadores de la talla de Einstein o Stephen Hawking han señalado que la única esperanza que tiene la Humanidad para subsistir, es que alguna vez encuentre un nuevo planeta para habitar.

Y parece que la Nasa dio con una pista. El mundo científico se convulsionó con la noticia dada por la misión Kepler, que aseguró haber dado con el paradero del exoplaneta más similar a la Tierra encontrado hasta ahora.

El KOI-172.02 se encuentra orbitando la zona habitable de una estrella tipo G similar a nuestro sol y tiene 1.5 veces el radio de la Tierra. Su órbita dura 242 días, presentaría atmósfera y temperaturas similares y vestigios que hacen creer que contiene agua en su superficie. Es un tema que abre curiosidades y esperanzas. ¿Llegaremos alguna vez a habitar nuestra segunda casa?

Compartir