PALABRAS SACAN PALABRAS

La prudencia necesaria

Editorial de Freddy Stock, viernes 04 de enero.

Pensemos que esto no es una guerra.

Esta tarde llegó el Presidente Piñera a la IX Región para reunirse con los familiares del matrimonio Luchsinger-McKay, asesinados en un ataque incendiario a su casa, en Vilcún.

El mandatario aseguró que el Gobierno aplicará  “todo el rigor de la ley hasta derrotar a estos terroristas», y recalcó que la tarea de devolver la paz no es contra el pueblo mapuche, sino en contra de «la minoría de violentistas que se sienten por sobre la ley».

El problema es cómo se trabaja en eso. Desde acá, desde Santiago, es difícil buscar culpables o defender causas. Pero lo que parece necesario es mirar el conflicto como un hecho integral que no se soluciona sólo con la búsqueda de asesinos para que reciban un castigo merecido.

Es tratar de manejar esto como la lucha del Estado de derecho contra un grupo determinado de violentistas y no la de un Estado contra un pueblo que busca centenarias reivindicaciones. Y en esto, el manejo del lenguaje es delicado. Como también el de los simbolismos o las reacciones imprudentes.

Es un tema delicado, difícil, de muchas variables. Un tema donde, tú bien lo sabes, Palabras sacan Palabras.

Compartir