PALABRAS SACAN PALABRAS

Un juicio para tener en mente

Editorial de Freddy Stock, miércoles 25 de julio.

Es una condena que ojalá marque un precedente en el mundo entero.

El obispo William Lynn se convirtió en el sacerdote de más alto rango de la Iglesia católica de EEUU que irá a la cárcel por encubrir a curas pedófilos.

Lynn será sentenciado por su delito de complicidad con una pena que lo tendrá tras las rejas entre tres y siete años.

No es un hecho menor para la curia estadounidense. Lynn, de 61 años, fue el encargado de nombrar a sacerdotes en escuelas e iglesias de Filadelfia y, vaya paradoja, de investigar denuncias de abusos sexuales. La justicia determinó que ocultó casos de abuso sexual y de no hacer nada para retirar a, al menos, dos sacerdotes de puestos que suponían contacto con menores. Se había dictado prisión para abusadores del clero pero no había llegado la justicia a los encubridores de ellos.

Y saltan las dudas al comparar este veredicto de la justicia estadounidense contra una alta autoridad de la Iglesia Católica con recientes casos de nuestro país. Saber si nuestra justicia está dando señales de real independencia frente a estos casos que se han destapado, primero llevando tras las rejas a culpables del rango que sean y, lo más preocupante, si se irá también tras sus encubridores, esos que prefirieron ocultar o callar aunque ese silencio haya puesto en riesgo la integridad de niños inocentes.

Es un tema que nos tenemos que preguntar como sociedad. Un tema, donde tú bien lo sabes, Palabras sacan Palabras…

Compartir