Noticias

Don McLean y «American Pie»: réquiem por el final de una era

Lanzado el 24 de octubre de 1971, el segundo disco del cantautor cristalizó su entorno y lo encapsuló para la cultura popular estadounidense.

Hector Muñoz |

Don McLean American Pie Cd Web

Don Mclean American Pie Cd Web

El primer álbum de Don McLean no prendió fuego al mundo precisamente. La historia cuenta que más de 70 sellos discográficos rechazaron la oportunidad de publicar «Tapestry» (que no debe confundirse con el disco de Carole King), hasta que una nueva compañía, Mediarts, aceptó publicarlo en 1970. El pequeño sello tenía poco peso en el mercado. La industria y el debut de McClean pasaron prácticamente desapercibidos.

Pero el cantante folk de Nueva York, que había sido asesorado por Pete Seeger, tuvo un respiro cuando United Artists compró Mediarts. Con un álbum restante en su contrato y el respaldo de un gran sello, McLean tenía la oportunidad de triunfar como artista discográfico.

“Mi contrato discográfico había terminado. Estaba con el culo a dos manos”, recordó McLean años después. “Tenía un álbum más que hacer y lo estaba haciendo. Y dije, bueno, voy a arriesgarme y hacer las cosas que quiero hacer. Incluso más que la primera vez. Y de repente, estaba devolviéndole la vida a Buddy Holly”.

La canción le daría título al segundo álbum de McLean, se convertiría en un éxito número uno y en su melodía más famosa. También popularizó la frase “el día que murió la música». Se convirtió en un querido canto de bar y se convirtió en una de las piezas musicales más conocidas del mundo entero: “American Pie”.

«Esta idea de una gran canción sobre Estados Unidos había estado en mi mente durante mucho, mucho tiempo», escribió McLean en el aniversario 50 de la muerte de Holly. “Quería algún tipo de canción que resumiera el mundo conocido como Estados Unidos, y cada vez que pensaba en esto terminaba haciendo algo más pequeño que el tema que quería, y no podía encontrarlo. Así que, de repente, este recuerdo de la muerte de Buddy tuvo el poder dramático que necesitaba y empezó a operar mi mente en un nivel diferente”.

Los primeros versos de la canción se basan en la verdad. McLean era un repartidor de diarios que se enteró de la muerte de su estrella de rock favorita, junto con Ritchie Valens y el Big Bopper, cuando comenzó a repartir los periódicos adornados con la historia del accidente aéreo de Holly el 3 de febrero de 1959. El compositor usó “ el día que la música murió” como estribillo y como punto de partida para una composición que mezclaba la nostalgia del rock ‘n’ roll con comentarios políticos y hacía referencia a Bob Dylan, los Beatles y los Rolling Stones en un lenguaje poético codificado.

McLean escribió la letra a lo largo de 1970 y 1971, con inspiración en diferentes lugares. Reveló la canción cuando abrió para Laura Nyro en marzo. Luego grabó “American Pie” en mayo, con una banda que había estado ensayando la canción durante dos semanas, bajo la dirección del productor Ed Freeman. Al final, terminaron con una epopeya de ocho minutos y medio que fue emocionante, convincente y triste.

Como elegía para una época, «American Pie» encajaba bien con las otras canciones que McLean había escrito para el disco. McLean estaba teniendo problemas matrimoniales. Y, en general, se sentía pesimista acerca de cómo el idealismo de los años 60 estaba cambiando hacia los tonos más oscuros de los años 70. Escribió «Vincent» sobre Vincent Van Gogh, empleando el talento y la trágica vida del pintor para reflexionar sobre un arte incomprendido. El trabajo de Van Gogh también ayudó a inspirar “Empty Chairs”, que se centra en el amor y la pérdida.

«American Pie» se lanzó el 24 de octubre de 1971. El álbum alcanzó la cima de la lista de álbumes de Billboard en dos semanas, ayudado por la popularidad de la canción homónima. A pesar de su duración, «American Pie» se convirtió en una sensación de radio y encabezó las listas como sencillo a principios de 1972. El suave “Vincent” también se convirtió en un gran éxito, alcanzando el número uno en Gran Bretaña y el número 12 en Estados Unidos.

Desde entonces, “Vincent” y “American Pie” han quedado consagrados en la historia de la música pop, versionados (para bien o para mal) por varios artistas, y “American Pie” en particular alcanzó un estatus de aclamación con continuas reproducciones en la radio, parodias, tributos y listas de los más grandes. canciones alguna vez.

La canción también comenzó su vida como un rompecabezas poético. Con analistas de salón “decodificando” el significado detrás de todas y cada una de sus más de 800 palabras. McLean a menudo frustraba a quienes buscaban “la verdad” detrás de sus letras al dar respuestas vagas. Pero cedió un poco con el paso de los años, sobre todo cuando habló de sus inspiraciones en un catálogo de Christie’s de 2015, que coincidía con la subasta de sus notas y letras de «American Pie» (que se vendieron por 1,2 millones de dólares).

«Pensé que sería interesante, cuando llegue a los 70 años, lanzar este producto de trabajo sobre la canción «American Pie» para que cualquiera que pueda estar interesado sepa que esta canción no es un juego de salón», dijo McLean. «Era una fotografía indescriptible de Estados Unidos que traté de capturar con palabras y música».

Lo más reciente

Experto colombiano sobre secuestros: “Son parte del portafolio de rentas ilegales” del crimen organizado

Luis Fernando Trejos es académico en la Universidad del Norte, de Colombia. El experto en crimen organizado conversó con #FuturoPQN desde Barranquilla.

Black Sabbath: «Paranoid» cruza la barrera de mil millones de reproducciones en Spotify

Un hito significativo para una de las canciones más legendarias en la historia del rock metal. Revisa todos los detalles aquí.

Aerosmith: fallando en conectar con «Just Push Play»

El disco número 13 de la banda se lanzó el 05 de marzo de 2001 y mostró fisuras entre sus miembros a la hora de concretar el trabajo.

Salir de la versión móvil