Noticias

Los Tres: inaugurando el rock chileno con su álbum debut

La extraordinaria apuesta desde Concepción se lanzó el 04 de septiembre de 1991 y traía rockabilly, boleros, blues y una escoba gigante.

Los Tres 1991 Bn 01 Web

“Que pintaste verde, azul y gris”, las tres ramas de la Fuerzas Armadas y Carabineros. El sol había sido barrido por la escoba más grande del mundo. Nubes eran lo que había sobre el Chile de los 80. Algo de luz y de sol asomó a comienzos de los noventas. El arcoíris trajo los colores nuevamente y Los Tres ponían la música.

Escuchar el primer disco de los Los Tres, el homónimo, el que salió bajo el sello Alerce en 1991, fue comenzar a descubrir un rock realmente chileno. De hecho, es muy probable que ese concepto prolifere y surja con fuerza a partir de la primera publicación de Álvaro, Roberto, Pancho y Ángel. Si bien habían llegado hace un tiempo a la capital, procedentes de Concepción, eran la segunda apuesta (real en el rock) que llegaba desde esa ciudad. ‘Emociones Clandestinas’ y su disco ‘Abajo en la Costanera’ tuvo una aparición en la televisión y algo de rotación en la radios con la canción ‘Un nuevo baile’, pero que no logró solidificar su experiencia citadina.

Los Tres y un debut histórico

Cuesta imaginar la reacción del público y la prensa de 1991. Una banda de Concepción, llega a Santiago pero no a tocar New Wave, raro ¿no? El rock de la segunda mitad de los ochentas en Chile estuvo predominado, mayormente, por un sonido cercano a ese género. Salvo el debut de Los Prisioneros (La voz de los 80), disco de rock puro y duro; el resto todo sonaba más desde las máquinas o el pop británico. Los Tres llegaban con la mochila llena de Chuck Berry, Buddy Holy, Eddie Cochrane y Beatles por su puesto.

Álvaro Henríquez estaba sumergido en el mundo de la Negra Ester, la obra de Andrés Pérez y su ‘Regia Orquesta’. La cruza que estaba por venir estaba ahí, a la vuelta de la esquina; porque la música de Los Tres traía un adn propio desde la capital de la octava región; pero para Henríquez fue un impacto profundo encontrarse frente a frente con su mentor, a quién no conocía y que conoció mejor que nadie: Roberto Parra Sandoval, el autor de las décimas de la Negra Ester.

Lo que se registró en el verano de 1991 en los estudios Filmocentro, en la comuna de Ñuñoa; venía cocinado, pero los aderezos del jazz guachaca se sumaron en la capital. El sello de la otra música les abrió las puertas, gracias a la gestión de Ángel Parra, la más reciente incorporación de la banda. Su contacto era Carlos Necochea, dueño del sello y quien les dio algunas horas a la banda para registrar el disco.

Necochea también fue quien y ante la aparición del sello Sony, interesado en la carta del grupo, decidió que lo mejor era que se fueran con esa multinacional. Alerce sólo ofrecía grabar un disco, Sony un visibilidad en toda la región. Carlos Necochea no cobró un peso o negoció un punto, sólo le pidió a la gente del sello que los cuidaran y los apoyaran en todo, según relata la nota hecha en CULTO el 2020 en celebración de los 29 años del disco.

El álbum que marcó la llegada del rock chileno

El 4 de septiembre salió la primera entrega discográfica de Los Tres, en casete y cd. Blues, rock, rockabilly, bolero y reggae. Guitarras y contrabajo, baterías de jazz y una poesía que trasciende a nuestros días. “Esas calles se nublaron, se perdieron en las sombras del remordimiento que ahora te hace caer, y yo quiero que te caigas, te caigas de rodilla, te escupan en la cara y que sepas morir”, nada muy ligero para una banda debutante que encontró en esa primera entrega la combinación perfecta, las partes que se sumaron para hacer historia: una banda, el ingreso de Ángel Parra, la Negra Ester, el sello Alerce, Carlos Necochea y Sony que se llevó a la primera gran banda de calidad de todo el rock chileno, tal y como lo había previsto Álvaro Henríquez en una temprana entrevista, antes de todo.

10 Canciones, varias ya clásicas del repertorio popular. 40 minutos del mejor rock de nuestros tiempos, directo de Concepción. Y con ello el comienzo de un mito que perdió el rumbo en algún momento, pero que no quita que Concepción sea la cuna de grandes bandas del rock chileno. ¿La partida de nacimiento? Al menos aquí, la ponemos en amplia tela de juicio más no toda la calidad y talento de una de las banda más importante del rock chileno. A 32 años de su debut discográfico de Los Tres. A 32 años del llegada del rock chileno.

Compartir