ENTREVISTAS

Marco Antonio Ávila y suspensión de clases por narcofuneales: «No es nuestra opción, no lo recomendamos»

"Para eso el Gobierno ha estado trabajando en distintas medidas asociadas a la seguridad de las comunas donde están insertos los establecimientos educacionales. Quienes se ven mayormente afectados son los niños y niñas que están en los establecimientos", señala el ministro de Educación en #FuturoPQN.

Marco Antonio Avila Pqn 26 Abril Card Web
Agencia Uno

Hoy en Palabra Que Es Noticia conversamos con el ministro de Educación, Marco Antonio Ávila.

El ministerio de Educación lanzó el Plan Nacional de Tutorías, con el que se busca ir en ayuda de alumnos rezagados. La cartera espera llegar a 20 mil tutorías que se realizarán a través de convenios con instituciones de educación superior y atrayendo a distintos actores de la sociedad civil.

¿Qué es Plan Nacional de Tutorías? ¿Cómo se realizó el diagnóstico de este plan?

“Dos cosas. Primero, la evidencia señala que el apoyo específico en pequeños grupos o de manera individual en los estudiantes es beneficiosa porque produce una focalización. Históricamente, quienes tienen una mejor situación económica puede acceder a herramientas como profesores particulares. Este plan tiene dos dimensiones. Uno de educación superior donde 30 de 40 facultades de educación donde estudiantes de pedagogía se van a sumar como apoyo en los establecimientos educacionales. Este año también quisimos sumar otras disciplinas como ingenierías o carreras del área de la biología para ayudar a reforzar contenidos en matemáticas o en ciencias naturales. Estas son las que se llaman tutorías de educación superior, que incluye incluso algunos centros de formación técnica. También hacemos un llamado a la ciudadanía a sumarse a la tutoría. El requisito es ser mayor de 18 años, tener antecedentes al día y haber completado la enseñanza media”, señala Marco Antonio Ávila.

La nivelación, ¿se hace un diagnóstico de las necesidades?

“Esa labor la realiza el Ministerio de Educación. Tenemos el Diagnóstico Integral de Aprendizaje específicamente en tres ámbitos: lenguaje, matemáticas y desarrollo socioemocional. Por eso es tan importante la tutoría amplia de educación superior. Porque podría haber estudiantes de psicología o de terapia educacional que puedan apoyar en esos ámbitos. El Ministerio de Educación a través de sus direcciones provinciales, se preocupa de la vinculación entre la universidad y el tutor y el centro educativo que tiene la necesidad, poniendo a disposición el diagnóstico respectivo. Nosotros ya tenemos desarrollados esos diagnósticos porque los profesores ya han hecho las evaluaciones diagnósticas así que sabemos cuáles son las principales debilidades en las asignaturas”, indica el ministro de Educación.

“En las tutorías comunitarias vamos a contar con dos grandes fundaciones que han venido haciendo este trabajo hace mucho tiempo y que van a ayudar con la coordinación uno a uno. Son de carácter online, con un máximo de 16 sesiones. Ahí tenemos profesores que están retirados y que quieren apoyar a la tarea o cualquier chileno que quiera participar. Lo importante es que puedan acceder a las plataformas del ministerio de educación para inscribirse, que se revisen sus datos y se contacte a las fundaciones que hacen la vinculación con el establecimiento educacional que lo necesite”, asegura Marco Anntonio Ávila.

¿Cuál es el foco?

“En las tutorías comunitarias hay un proceso de inducción rápido con, por ejemplo, el ejercicio de la lectura para enseñar a leer. No todo el mundo sabe enseñar a escribir, pero hay un conjunto de tareas naturales que desarrollan los padres que permiten el reforzamiento de la lectoescritura a partir de escribir un texto, compartir y responder un par de preguntas. Se entregan herramientas para los tutores que permite que niños de segundo, tercero y cuarto básico adquieran ese proceso lector. Nuestra meta es llegar al final del año 2023 con ningún niño que no tenga adquirido el proceso de lectoescritura al terminar cuarto básico”, afirma el ministro de Educación.

¿Cuál es el universo de niños en ese grupo?

“Estamos hablando de un 30% de la población escolar. El sistema educativo completo tiene 3 millones 600 mil estudiantes”, puntualiza Marco Antonio Ávila.

¿Cuál es el objetivo? ¿A cuántos niños y niñas se cree que es necesario llegar?

“Todos necesitan un refuerzo. Aquí nosotros tenemos un conjunto de medidas de carácter universal, que llegan a todo el sistema educativo. Quienes tienen como primera responsabilidad a los docentes que trabajan para reducir este rezago. Las tutorías de educación superior son de carácter grupal atendiendo de a cuatro, cinco niños. Tenemos un grupo importante de estudiantes donde el proceso de lectoescritura no está adquirido. Y otro más pequeño que está avanzado respecto a sus habilidades en este campo. Lo que hace una tutoría es abarcar a los grupos que se identifiquen con mayores dificultades, porque el resto está siendo atendido de manera global en el proceso propio de las clases”, plantea el ministro de Educación.

¿Estamos en una especie de emergencia lectora?

“Sin duda es una emergencia, desde hace muchos años, que se agudizó con la pandemia. Hoy tenemos la posibilidad, dada la priorización curricular y el plan de estudio mayor al que teníamos hace unos años, de afianzar esos procesos claves. Actualmente en primeros y segundos básicos la única responsabilidad es afianzar el proceso de lectoescritura. Puede ser como estime conveniente cada proyecto educativo. Pero se trabaja hacia ese mismo objetivo. La vía telemática no fue una buena opción. Al final del proceso los niños apagaban las cámaras y no teníamos como saber si es que estaban estudiando o no. También hubo un aumento en el uso de pantallas y nosotros hacemos un llamado a los padres a controlar este uso. Ya con preguntar al niño qué está viendo en televisión es un ejercicio de comprensión lectora a partir de una actividad más cotidiana que se puede acompañar con algún texto breve y fomentar el ejercicio de la lectoescritura”, plantea Marco Antonio Ávila.

“Quienes estén interesados en participar de las tutorías comunitarias tienen que ingresar a www.reactivacioneducativa.mineduc.cl donde encontrarán un pop-up para rellenar los datos. Invitar a todos quienes tengan un ratito, un tiempo, una dedicación en este gran desafío que tenemos de poder acompañar a niños y niños en la consolidación este proceso de lectoescritura con actividades muy sencillas y simples que podemos orientar”, complementa el ministro de Educación.

¿Por qué no se incluyen los primeros básicos?

“En primero básico se adquieren los procesos de lectoescritura así que es un objetivo específico”, acota marco Antonio Ávila.

Sobre los narcofunerales: Cuando un alcalde decide suspender las clases, ¿hablan con usted? ¿Cómo funciona el proceso?

“Primero hay que decir con total claridad que la suspensión de clases no es una norma. Para eso el Gobierno ha estado trabajando en distintas medidas asociadas a la seguridad de las comunas donde están insertos los establecimientos educacionales. Quienes se ven mayormente afectados son los niños y niñas que están en los establecimientos. No es nuestra opción, no lo recomendamos. En ningún caso nos parece que sea una medida aceptada la suspensión de clases por situaciones de seguridad que están en los entornos. La prerrogativa excepcional de suspensión de clases por distintos eventos es del sostenedor, es decir, el municipio o el ente sostenedor del colegio en caso de los particulares subvencionados. Ellos establecen una relación con la Dirección Provincial o con la Secretaría Regional Ministerial, es decir, seremis y departamentos provinciales, para solicitar la suspensión de clases”, fundamenta el ministro de Educación.

“En estos casos, en general, como ha sido parte de una preocupación pública, muchas veces esto es un aviso posterior. Por ejemplo, en el caso de Calama, nuestro director provincial fue avisado posteriormente a la toma de decisión que había hecho el alcalde. En Pedro Aguirre Cerda, nosotros estuvimos infructuosamente tratando de conversar con el alcalde a través de su directora de educación para que no tomara esa medida en el entendido de que era perjudicar a los estudiantes. Finalmente, la decisión la tomó el sostenedor y ahí nosotros hacemos las exigencias correspondientes de recuperación de clases”, concluye en Palabra Que Es Noticia Marco Antonio Ávila.

Compartir