Noticias

Radiohead y «Pablo Honey»: imitando a sus héroes en el debut

El primer disco de la banda de Oxford, lanzado el 22 de febrero de 1993, llegaría a ser reconocido como un lanzamiento menor en su carrera.

Radiohead 1993 Getty Web

Una banda que se ganaría la reputación de ser uno de los actos más inteligentes y ferozmente creativos de una generación nombró su primer álbum en honor a una referencia de Jerky Boys. En 1993, Radiohead lanzó su debut de larga duración «Pablo Honey». Su título se inspiró en una llamada de broma de uno de los infames CD de comedia de los Boys.

Su sentido del humor de segundo año podría haber sido un vestigio de sus días de escuela secundaria. De esos días en que el quinteto de rock alternativo había comenzado. Thom Yorke, Jonny Greenwood, Ed O’Brien, Colin Greenwood y Phil Selway formaron un grupo llamado On a Friday en 1985. Cuando todos eran estudiantes en Abingdon School en Oxfordshire, Inglaterra. Casi milagrosamente, los chicos mantuvieron el contacto incluso después de graduarse, asistir a la universidad y regresar a Oxford.

Firmaron un contrato discográfico con EMI en 1991. Ahí, se animó a la banda a cambiar su nombre. El que eligieron fue Radiohead, inspirados en una canción de Talking Heads del mismo nombre. Acumularon más que un pequeño material durante los últimos seis o siete años. Y ahí, el grupo recién rebautizado lanzó un EP de demos de cuatro pistas, «Drill», en la primavera de 1992. E primer lanzamiento de Radiohead no atrajera la atención. Después de eso, la banda buscó productores que pudieran capturar mejor el sonido que esperaban.

Como fanáticos de los discos de Pixies y Dinosaur Jr., el grupo consiguió productores que habían trabajado con cada una de esas bandas- Nada menos que Sean Slade y Paul Q. Kolderie. Aunque los miembros de la banda estaban encantados de colaborar con las mismas personas que habían dirigido los álbumes de sus héroes, la estrecha asociación con las guitarras distorsionadas de Dinosaur Jr. y la dinámica «loud quiet loud» de los Pixies (Radiohead incluso copió la apariencia de «Surfer Rosa» con la portada del sencillo de «Stop Whispering») sería vista más tarde como una debilidad de su álbum debut. Incluso los chicos de la banda pensaban eso.

«El cielo no permita que nadie nos juzgue por ‘Pablo Honey?»; dijo O’Brien años después. «Estábamos enamorados de Dinosaur Jr. y los Pixies hasta el cuello».

Sin embargo, fue una influencia diferente la que resultó en el momento eureka durante las primeras etapas de la grabación del primer álbum de Radiohead a mediados de 1992. Radiohead tocaba posibles selecciones de álbumes para Slade y Kolderie. Y no lograban impresionar a los productores. Finalmente decidieron tocar una canción que Yorke había escrito en la universidad que les recordaba la música de Scott Walker.

Esa canción era «Creep». Una melodía que era a partes iguales dinámica, conmovedora, inquietante y melódica. En parte porque accidentalmente empleó una progresión de acordes similar a «The Air That I Breathe» de Hollies. Los autores de esa canción recibieron más tarde una parte de regalías. Con la aprobación de EMI, Kolderie y Slade aceleraron «Creep» como sencillo. Salió en el Reino Unido como un lanzamiento limitado en septiembre. Por ese entonces, Radiohead todavía estaba haciendo la mayor parte de «Pablo Honey».

El sencillo fracasó en el lanzamiento inicial. Sin embargo, los músicos y los oyentes comenzaron a gravitar hacia la canción. Específicamente las llamadas notas muertas irregulares que tocó Jonny Greenwood antes de convertirse en el coro de la canción. Se convertiría en una leyenda urbana que Greenwood odiaba la canción y hacía sonar los pedazos de ruido en protesta, pero luego admitiría que solo estaba tratando de hacer que una canción tranquila fuera más fuerte.

“Esa contracción nerviosa que hace, es solo su forma de comprobar que la guitarra funciona, que suena lo suficientemente fuerte, y terminó haciéndolo mientras grabábamos”, dijo Yorke a Rolling Stone en 1993. “Y mientras escuchábamos fue como ‘Oye, ¿qué diablos fue eso? ¡Guarda eso! ¡Haz eso!'».

“Creep” realmente no despegaría hasta después del lanzamiento de Pablo Honey, en el que la banda continuó trabajando ese otoño. Tres de las pistas de Drill fueron regrabadas con un cambio de imagen más grunge para el álbum; al igual que una de las canciones más antiguas de la banda, «Stop Whispering». Mientras tanto, Yorke se basó en One Flew Over the Cuckoo’s Nest al escribir la letra de «Vegetable» y se burló del legado de una leyenda del rock en otra composición.

«La canción ‘Anyone Can Play Guitar’ se burla de todo eso de ‘Quiero ser Jim Morrison'»; admitió el cantante en el Sunday Chronicle de San Francisco. “Cuando publicaron las letras de Morrison como poesía, pensé, ‘Oh, Dios’. Simplemente mostró lo que era: un verdadero cabrón. Sin embargo, hubo destellos y era muy guapo. Y en ese sentido, me gustaría ser Jim Morrison”.

Pablo Honey llegó a las tiendas el 22 de febrero de 1993, obteniendo críticas más positivas que el Drill EP de la banda, aunque los críticos se centraron principalmente en lo que percibían como un sonido derivado, arraigado no solo en el rock underground estadounidense, sino también en Nirvana, R.E.M. y U2. Aún así, las ventas fueron más fuertes, impulsadas por el éxito a cámara lenta de un relanzamiento de «Creep», que se convirtió en un éxito mundial en el transcurso de 1993. Alcanzó el número 7 en el Reino Unido y sigue siendo el mayor éxito de Radiohead en los EE. UU. llegando al puesto 34. El álbum finalmente se convirtió en platino en varios países.

A medida que la banda estuvo de gira sin descanso durante los siguientes dos años, se cansó de las canciones de Pablo Honey, especialmente de la más famosa. Durante años, Radiohead evitó tocar «Creep», aunque décadas más tarde suavizaron su postura y agregaron temas como «You», «Lurgee» y «Blow Out» a los conciertos posteriores al 2000.

En contraste con casi todos los álbumes que siguieron (ciertamente «The Bends», «OK Computer» y «Kid A»), «Pablo Honey» llegaría a ser reconocido como un lanzamiento menor de Radiohead. Aunque los fanáticos acérrimos insisten en que está subestimado, muchos consideran que el álbum fue un comienzo prometedor, pero que carecía de una lista completa de canciones sólidas.

Compartir