Noticias

Se detiene la rotación del núcleo de la Tierra ¿Qué significa?

Un estudio publicado por Nature Geoscience sostiene que la rotación del núcleo de la Tierra se invierte con consecuencias sobre la vida.

Diseño Sin Título
NatureGeoscience

Un estudio recientemente publicado en el portal Nature Geoscience, sostiene que el núcleo de la Tierra se detuvo y que probablemente esté girando en el sentido contrario.

Los autores del análisis son Yi Yan y Xiaodong Song, investigadores del Instituto de Geofísica Teórica y Aplicada de la Universidad de Pekín. Según los investigadores parte de los efectos, advierten, son: que existan a futuro días más cortos e influencie en el clima o nivel de mar.

El núcleo de la Tierra se detiene

El núcleo interno de la Tierra básicamente es una bola caliente y densa de hierro sólido, a más de 5.000 kilómetros de profundidad. Es el lugar más inaccesible del planeta. Según el equipo científico chino el núcleo de la Tierra estaría deteniendo su rotación e invirtiéndose.

Los científicos explican que el estudio se basa en torno al análisis de decenas de terremotos y la observación de pequeños cambios en observaciones geofísicas en la superficie terrestre, como el campo magnético o la disminución de la duración de lo días.

Ya en 2005 el científico Xiandong Song publicó otro artículo al respecto. «Aproximadamente cada 900 años el núcleo da una vuelta más que el resto del planeta». En ese contexto, esa falla de sincronía ha provocado que en parte se frene el movimiento de la corteza. Y así también que los días no duren exctamente 24 horas.

Ahora bien, la disminución de la duración de los días ha aumento pero en el orden milésimas de segundo. Por su parte, también la detención del núcleo implica que se altere el campo gravitatorio interno de la Tierra. Esto puede generar deformaciones en la superficie, influenciando los niveles del mar y la temperatura global del planeta.

La detención de la rotación del núcleo de la Tierra ya se había registrado a mediados de 1970, lo que ha llevado a los científicos afirmar que existe un ciclo de oscilación de unas siete décadas de duración.

 

 

 

 

Compartir