Noticias

Murió Clarence Gilyard Jr., actor de «Duro de Matar» y «Top Gun»

El actor falleció a los 66 años con una trayectoria extensa de películas y de series, incluyendo "Matlock" y "Walker Texas Ranger".

Clarence Gilyard Jr Top Gun
Top Gun
  • Por Equipo Futuro.cl
  • |

Clarence Gilyard Jr., actor recordado por su presencia en series y películas de acción de las décadas de 1980 y 1990, falleció a los 66 años. Dentro de su currículum se encuentran Duro de Matar, Top Gun, Matlock y Walker Texas Ranger y más.

Su fallecimiento fue comunicado por primera vez por la Universidad de Nevada, Las Vegas, donde trabajó como profesor en la Facultad de Bellas Artes, según consignó CNN.

Hasta ahora no se han publicado ni la causa de la muerte ni más detalles.

Nacido en 1955, Gilyard se graduó de la Universidad Estatal de California con una licenciatura en Artes Teatrales e hizo su debut televisivo en 1981 en Diff’rent Strokes. En 1982 y 1983 tuvo una carrera de 20 episodios en el drama de acción CHiPs. Su primera aparición en la pantalla grande fue en Top Gun de 1986 como Marcus «Sundown» Williams.

En 1988 mostró su humor como el hacker terrorista Theo en Duro de Matar. Sin embargo, Gilyard dejaría su huella más perdurable en la televisión, como el investigador privado Conrad McMasters en 85 episodios de Matlock.

De 1993 a 2001, protagonizó Walker Texas Ranger como el guardabosques James Trivette, el compañero del héroe titular, al igual que en varias películas para televisión.

Desde entonces, Gilyard apareció en dos películas de la serie de películas Left Behind y recibió su Master en Bellas Artes en Actuación Teatral en la Universidad Metodista del Sur, cuyas credenciales le permitieron unirse a la facultad de la UNLV.

La decana de la UNLV, Nancy J. Uscher, dijo de Gilyard: «Sus estudiantes se sintieron profundamente inspirados por él, al igual que todos los que lo conocieron. Tenía muchos talentos extraordinarios y era muy conocido en la universidad por su dedicación a la enseñanza y sus logros profesionales. Su generosidad de espíritu no tenía límites: siempre estaba dispuesto a contribuir a proyectos y actuaciones en la medida de lo posible. Recordamos a Clarence con alegría y gratitud por todo lo que contribuyó a la Facultad de Bellas Artes, a la comunidad de la UNLV y, a través de sus impresionantes logros personales, al mundo».

Compartir