Noticias

¿Escuchas música fuerte? Podrías perder la audición según estudio

Según un nuevo estudio, más de mil millones de jóvenes podrían estar en riesgo de sufrir pérdida de audición.

Escuchas música fuerte
Getty Images

¿Eres de los que escucha música fuerte? Un nuevo estudio dice que corres riesgo de perder la audición.

«Se estima que entre 0,67 y 1,35 mil millones de adolescentes y adultos jóvenes de todo el mundo -un 24%- podrían correr el riesgo de padecer una pérdida de audición debido a la exposición a prácticas auditivas poco seguras», explica el estudio, publicado por la revista British Medical Journal Global Health.

Los límites de ruido recomendados no deberían superar los 85 decibeles en una semana de 40 horas. Los jóvenes de 12 a 35 años que utilizan dispositivos como reproductores de música y teléfonos móviles, escuchan activamente contenidos a aproximadamente 105 decibeles, mientras que el nivel medio de ruido en los lugares de ocio (bares, discotecas, etc.) es de 104 a 112 decibeles.

«Los daños causados por la escucha insegura pueden agravarse a lo largo de la vida. La exposición al ruido en las primeras etapas de la vida puede hacer que los individuos sean más vulnerables a la pérdida de audición relacionada con la edad», afirman los investigadores.

Una señal de que una persona se ha visto expuesta a prácticas auditivas inseguras es la tinnitus, o los conocidos pitidos en los oídos. Es que el riesgo de sordera de una persona depende del volumen, la duración y la frecuencia de la exposición a determinados ruidos.

¿Tiene más consecuencias la sordera?

La pérdida de audición en los niños puede provocar un menor rendimiento académico, además de menor motivación y concentración, según los investigadores.

En los adultos por otra parte, la pérdida de audición puede estar relacionada con un deterioro de la salud mental, reducción de ingresos, depresión, daño cognitivo e incluso problemas cardíacos.

¿Cómo prevenir la pérdida de audición?

La exposición al ruido a través de dispositivos electrónicos y locales de ocio es «un factor de riesgo modificable», dicen los investigadores, y hay algunas cosas que se pueden hacer para proteger los oídos.

Descansar de la exposición si es posible

Utilizar protectores auditivos, como tapones de espuma, en entornos ruidosos

Poner distancia entre las personas y la fuente de ruido, como los altavoces en un evento.

Mantener los dispositivos a un volumen seguro. Algunos teléfonos móviles tienen funciones que le avisan cuando el contenido está demasiado alto

Compartir