Noticias

¡A lo SAO! Crean casco VR que te mata si pierdes

El dispositivo creado por el fundador de Oculus, compañía propiedad de Facebook, tomó el concepto de Sword Art Online y lo llevó al extremo.

Oculus Sword Art Online
Getty Images

El creador del casco de realidad virtual Oculus, Palmer Luckey finalmente ha llevado su creación al extremo. Un casco que te matará en la vida real si es que mueres en el videojuego.

Si la idea parece sacada de ficción es porque lo es: El inventor se inspiró en el Anime Sword Art Online, el cual trata de un grupo de jóvenes atrapados en un videojuego de realidad virtual por un científico loco, los que corren el mismo destino planteado por la invención de Luckey.

Es que los paralelos no terminan ahí: Luckey presentó el OQPNVG el 6 de noviembre de 2022, misma fecha que en la ficción ocurrió el incidente le da inicio a Sword Art Online.

Es que como explicó el fundador de Oculus en su blog: “La idea de vincular tu vida real a tu avatar virtual siempre me ha fascinado: instantáneamente elevas las apuestas al máximo nivel y obligas a las personas a repensar fundamentalmente cómo interactúan con el mundo virtual y los jugadores dentro de él.”

Realidad Virtual

El joven de 30 años, vendió su empresa de RV Oculus a Facebook por 2.000 millones de dólares en 2014, lo cual dirigió el camino para que la empresa se convirtiera en Meta.  En marzo de 2017 fue despedido en lo que pareció estar relacionado a su postura política republicana.

El emprendedor explicó que el aparato en este momento no es más que una decoración, pues el sistema para terminar con el jugador es muy rudimentario, lo que significa un riesgo ponerlo a prueba así como así: “Los gráficos mejorados pueden hacer que un juego parezca más real, pero solo la amenaza de consecuencias graves puede hacer que un juego se sienta real para ti y para todas las demás personas en el juego. Esta es un área de la mecánica de los videojuegos que nunca se ha explorado, a pesar de la larga historia de los deportes del mundo real que giran en torno a apuestas similares.” Sentenció el inventor.

Compartir