Noticias

Martín Parra rompió el silencio tras agresión: «no podía sostenerme de pie»

Martín Parra rompió el silencio tras ser hospitalizado y contó el momento justo de la "bomba de ruido" que cayó a pocos metros de él.

Martin Parra
Agencia UNO

El arquero de Universidad de Chile, Martín Parra, fue dado de alta tras la agresión que sufrió por parte de «hinchas» de Universidad Católica, en el último Clásico Universitario disputado en el Estadio Elías Figueroa de Valparaíso.

El jugador por primera vez, rompió el silencio tras ser hospitalizado y contó el momento justo de la «bomba de ruido» que cayó a pocos metros de él. «“Sentí ese miedo que me llegara algo al cuerpo y en las imágenes me deja más tranquilo que sólo fue al oído. Sentí que explotó la primera y mi primera intensión fue correrme y luego de las otras dos me tiré al piso porque no podía sostenerme de pie”.

Declaraciones de Martín Parra

«Los oídos los sentí altiro muy tapados, escuchaba muy lejano. Cuando entré al camarín, sentía todavía un pito. Se me fue destapando, pero seguía sintiendo que tenía algo raro dentro del oído. Cuando me llevaron a la habitación, cada vez que iba al baño, me mareaba y sentía dolor de cabeza al volver. Se repitió en mi casa, tenía que hacer las cosas más lento» señaló el portero.

En conversación con el sitio oficial del club, Martín Parra se refirió al apoyo de sus compañeros: «En el momento no lo dimensioné tanto, luego de los exámenes, donde me dijeron que tenía que seguir siendo evaluado. Aún tengo una leve alteración, debería mejorar con el tratamiento. Pretendo luego estar a la par de mis compañeros».

Además fue enfático en la crítica por la seguridad en el recinto: «Estoy sorprendido del apoyo de los hinchas y del club, todos los días tenía gente de ellos y a mi familia también, todos preocupados. Lo único que quería era volver a entrenar. Los que estamos dentro de la cancha estamos expuestos a ese tipo de cosas, pero no debería ser».

Finalmente, Martín Parra remató diciendo: «Hay que tener más cuidado, ponerle más ojo, no dejarlo pasar. Son situaciones que afectan mucho al jugador y a la familia. Esto no debería pasar, tendría que haber un poco más de resguardo a los jugadores».

Compartir