Noticias

Genesis y «Foxtrot»: su primer gran álbum

El cuarto disco de la banda, lanado el 06 de octubre de 1972, es una de las obras fundamentales del rock progresivo.

Genesis 1972 Bn Web
Getty Images

El segundo álbum de la ahora legendaria formación de cinco integrantes de Genesis no llegó exactamente con mucha fanfarria el 6 de octubre de 1972. Antes de «Foxtrot», el grupo nunca había tenido un álbum Top 20, y su esfuerzo más reciente, «Nursery Cryme«, había sido tan intrigante como inconsistente.

«Foxtrot», sin embargo, finalmente encontró una manera de equilibrar el capricho de la música más antigua del grupo. Su estilo en rápido desarrollo para los relatos de larga duración y una fuerza de rock recién descubierta, estableciendo una plantilla para conceptos brillantes y complejos que desencadenarían una secuencia de triunfos del rock progresivo de comienzos de los 70.

La guitarra de Steve Hackett, a menudo la pieza central durante su mandato de 1971-77, calza con los giros de Tony Banks en un melotrón recién adquirido, en particular en el seminal «Watcher of the Skies». (Más tarde, desde Mellotron Streetly Electronics incluso agregaron un preajuste llamado «Watcher Mix» que imitaba perfectamente el sonido de Banks).

«Watcher» anunció una serie de avances en conjunto cada vez mayores, ya que las seis canciones en «Foxtrot» tienen la firma de cada miembro. Juntos, crearon el primer gran álbum de Genesis.

Phil Collins y Mike Rutherford dieron un contrapunto rítmico complejo que fluyó a través de pistas como «Get ‘Em Out by Friday», donde Peter Gabriel continúa habitando con plenitud una serie de voces de personajes, hacia el cierre del primer lado «Can-Utility and the Coastlines».

Hackett ofrece una conmovedora exhibición instrumental en «Horizons», una pista que surgió de una fascinación de toda la vida por Bach. Antes de que Genesis lanzara una canción que podría ser su obra maestra. El largo «Supper’s Ready» (que dura más de 23 minutos) insinúa ideas desarrolladas en el extenso «The Lamb Lies Down» de 1974 en Broadway.

La pista entrega un momento de ingenio lírico que prende la imagen de portada de un zorro en un grupo de rocas del artista Paul Whitehead, quien también hizo el arte para «Trespass» de 1970 y «Nursery Cryme» de 1971.

Compartir