ENTREVISTAS

Valeska Frías y detención de Luis Quintanilla: «Estamos de manos cruzadas»

"La ley 20 mil tiene vacíos legales y entre estos hay un permiso para el cultivo que no lo entregan", señala la actual presidenta de la organización Activismo Cannábico Chile en #FuturoPQN.

Marihuana
Getty Images

Hoy en Palabra Que Es Noticia conversamos con Valeska Frías, la actual presidenta de la organización Activismo Cannábico Chile, más conocida como Vale Verdosa, y pareja de Luis Quintanilla.

Luis Quintanilla es el nombre del fundador y representante legal de Dispensario Nacional, la primera asociación de cultivo colectivo de cannabis con fines medicinales en Chile. Debido a un allanamiento a un domicilio arrendado por la asociación, Quintanilla se encuentra en prisión preventiva en el Centro Penitenciario de Santiago. La razón que argumenta la Fiscalía sería la falta de un permiso de cultivo y plantación de cannabis que otorga el Servicio Agrícola Ganadero, el cual Luis no tiene y, en consecuencia, realiza cultivo sin autorización. Sin embargo, su defensa plantea que la medida cautelar es ilegal, puesto que el mismo SAG ha informado al Fiscal Nacional, Jorge Abbott, que tal certificado no existe y que, por tanto, no se entrega ni para uso personal ni colectivo.

Cuéntanos de esta situación donde se pide un documento que no existe…

“La ley 20 mil tiene vacíos legales y entre estos hay un permiso para el cultivo que no lo entregan. Estamos de manos cruzadas sin saber qué hacer y hoy ya somos cientos de personas que cultivamos cannabis en Chile”, señala Valeska Frías.

Existen hace bastante tiempo como colectivo, explicamos cómo funciona…

“Dispensario Nacional es una asociación constituida desde el 2016, mancomunada y privada. Se les pide a los socios receta médica, certificados de antecedentes y otros papeles que comprueben su domicilio y rut. Se hace un ficha del paciente y el factor común de estos pacientes es que no pueden cultivar su medicina y para esto existen estas asociaciones”, indica la presidenta de la organización Activismo Cannábico Chile.

¿Qué tipo de enfermedades o padecimientos atienden ustedes?

“Dispensario tienen socios niños con epilepsia refractaria, espectro Tea, también bastante adultos mayores con cáncer, parkinson, sida, Crohn. Nosotros tenemos un sistema endocanabinoide. No es que sirva para todo la cannabis, nuestro cuerpo la recepciona y se puede equilibrar”, afirma Valeska Frías.

Hablando de Luis Cantillana, ¿qué se ha dicho desde la perspectiva legal?

“Es complejo el tema, si bien Luis es nuestro representante, no es dueño del cultivo. Lo están pasando como dueño del cultivo y además representante. Teníamos todo al día y todo a nombre de Dispensario Nacional, y las personas que encontraron en el allanamiento eran dos trabajadores que estuvieron con arresto domiciliario por 12 meses. La alcaldesa Evelyn Matthei nos mandó un informe que decía que todo había estado mal con el allanamiento y por este lado, lo vemos como una ventanita de esperanza, porque Luis no estaba en el cultivo en el momento del allanamiento. Ya se cerró la investigación y hasta el 11 de noviembre hay audición. Esta es una medida desproporcionada”, asegura la pareja de Luis Quintanilla.

Si bien el SAG dice que no existe este permiso hay plantaciones de cannabis que son industriales. ¿Se da para unos y no para otros?

“Los permisos que entrega el SAG son para fines industriales, pero no personales y colectivos. Hoy día tenemos cultivos de cáñamo principalmente. Ya tengo empresas que trabajan con nosotros y están plantando cáñamo que tiene un porcentaje más bajo de THC”, asevera Valeska Frías.

Todos los pacientes son con receta médica. ¿Quién la emite?

“La receta médica te indica el uso medicinal que puede ser en resina, vaporización, etc. Ahora el cañito no se recomienda como beneficioso para la salud. Médicos y cirujanos pueden emitir estas licencias, pero lamentablemente no todos toman la opción de dar esta terapia alternativa y por esto, se han formado consultas médicas especializadas en estas recetas. Esta cannabis medicinal es la planta de cannabis y no es lo que encontremos con el narcotraficante. Estas organizaciones alejan al usuario del narcotráfico y eso es lo que defendemos finalmente, este modelo de asociatividad”, plantea la presidenta de la organización Activismo Cannábico Chile.

Y además constatar los efectos, hay un vacío legal…

“No te imaginas cuántas personas están sorprendidas, porque hoy Luis es conocido por este modelo colectivo, pero hay personas que por 3 plantas han pasado a la cárcel. Hemos sido parte de una comunidad criminalizada”, puntualiza.

“Estamos impulsando una campaña para que se baje de categoría a la plata. Hoy la cannabis tiene 0 muertes registradas por su uso, es sólo la voluntad de poder bajar la planta de articulo y poder bajar las penas que están por el art. 8 de la ley 20 mil. Esto es cultivo ilegal, no nos metemos con el tráfico. Es ilógico que este “delito”  que no tiene tráfico ni víctimas no deje en la cárcel. Las víctimas somos nosotros”, concluye Valeska Frías, presidenta de la organización Activismo Cannábico Chile.

Compartir