Noticias

Pearl Jam y «Backspacer»: retomando su esencia de la mejor forma

Lanzado el 20 de septiembre de 2009, el noveno disco de la banda emblema de Seattle es uno de los puntos altos en su madurez.

Pearl Jam 2009 Backspacer Web
Monkeywrench Records

Tras el lanzamiento del «álbum de la palta» en 2006, Pearl Jam se encontró una vez más a la vanguardia del mundo del rock moderno. Un lugar en el que inicialmente se sentían extremadamente incómodos. Ese álbum fue un regreso a las raíces de rock sencillas de la banda. Un camino del que los oriundos de Seattle se desviaron en «Binaural» de 2000 y «Riot Act» de 2002. Aunque las giras posteriores demostraron que la base de fanáticos rabiosos de Pearl Jam estaba en esto a largo plazo, independientemente de la dirección del grupo, el homónimo demostró que aún podían escribir melodías increíbles. Cuando estuvieron listos para continuar con su noveno álbum, «Backspacer» de 2009, las expectativas estaban por las nubes.

En 2008, Pearl Jam se embarcó en una de las giras más intensas (y mejores) de su carrera. Tal vez inspirados por las próximas elecciones presidenciales de EE. UU. o simplemente necesitando un descanso del estudio, Eddie Vedder y compañía recorrieron la costa este de Estados Unidos con un vigor urgente que demostró su poder colectivo como seis piezas (el organista Kenneth «Boom» Gaspar se había unido a la banda en 2002).

Al ingresar al estudio con el productor de larga data Brendan O’Brien, las sesiones de Backspacer fueron nítidas y hábiles. Y ofrecieron una variedad de melodías que encajaban bien dentro del sonido de la banda. Grabado en 30 días rápidos, «Backspacer» fue el primer álbum desde «No Code» de 1996 que Pearl Jam grabó fuera de su base de Seattle. En conjunto, es serio, retrospectivo, enérgico y nítido. Las letras de Vedder eran generalmente optimistas, al menos en comparación con la sombría visión del mundo que impregnaba muchos álbumes de los años de George W Bush.

El sencillo principal de Backspacer, «The Fixer», que fue acompañado por un video de actuación en vivo filmado en Seattle por Cameron Crowe, fue una bola de fuego. Encajó perfectamente en la radio de rock moderno. Fue una explosión de energía que reveló que Peal Jam no estaba listo para desvanecerse en la mediana edad en silencio. El tono general de «Backspacer» fue, sin embargo, establecido por el agudo «Gonna See My Friend», que, en menos de tres minutos, fue una bola rápida de furia impulsada por la guitarra gracias al siempre confiable tándem de guitarras de Mike McCready y Stone Gossard.

La balada «Just Breathe», lanzada como doble cara A con el rockero «Got Some», fue otro éxito. No solo mostró el lado tierno de Pearl Jam (y una buena línea de bajo de Jeff Ament), sino que aterrizó en el número 5 en la lista de rock de Billboard y en el número 6 en la lista alternativa. Más tarde, la canción se convirtió en platino en 2014, lo que la convirtió en el primer sencillo de Pearl Jam con un millón de ventas en una carrera llena de éxitos duraderos.

La esencia de «Backspacer», sin embargo, está encapsulada en «Unthought Known». Se desarrolla lentamente antes de despegar para convertirse en otro de los himnos característicos de la banda. Es uno de los momentos más brillantes de un álbum lleno de ellos. Y sigue siendo un elemento básico muy popular en los shows en vivo de Pearl Jam.

Lanzado el 20 de septiembre de 2009, «Backspacer» fue un gran éxito comercial. Encabezó el Billboard 200 y fue el primer álbum No.1 de Pearl Jam desde «No Code». La banda estuvo de gira de forma intermitente durante varios años antes de volver al estudio para «Lightning Bolt» de 2013. Pero, para muchos, «Backspacer» capturó todo lo bueno del grupo: rock impulsado por riffs alimentado por energía contagiosa.

Si bien muchos de sus contemporáneos se han quedado en el camino debido a la política de la banda o demonios personales, y algo más, Pearl Jam es la banda de rock preeminente de su época. Pocas bandas, si es que hay alguna, con dos décadas a sus espaldas podrían hacer un disco tan completo como este.

A pesar de que «Backspacer» registra un breve tiempo de 37 minutos, Pearl Jam no pierde ni un segundo. Dando a los fans lo que quieren, hace 13 años sacaron uno de los mejores álbumes de la era madura de la carrera de cualquier banda.

Compartir