Noticias

Robert Plant: sus 10 mejores canciones, según Futuro

Este 20 de agosto el cantante cumple 74 años y rescatamos lo mejor de su carrera tanto en Led Zeppelin como en su trayectoria como solista.

Robert Plant 1973 Msg Getty Web

Robert Plant sin duda que es uno de los mejores vocalistas no solo en el rock, sino también de la historia de la música popular.

Formó parte de otra leyenda en sí misma; Led Zeppelin, junto a Jimmy Page, John Paul Jones y John Bonham. Y tras el fin de su banda madre, como solista ha sabido mantener una mezcla de exploración juvenil y sabiduría envejecida, escapando de la sombra del grupo.

Mañana cumple 74 años. Y en la radio del rock seleccionamos las 10 mejores canciones de Robert Plant, tanto en Led Zeppelin como solista.

Kashmir (Led Zeppelin)

Una vez que Robert Plant proporcionó letras evocadoras, inspiradas en sus viajes por el sur de Marruecos, en lo profundo del desierto del Sahara, donde el camino parecía no tener fin, el seductor sabor oriental de «Kashmir» fue completo. Aunque la canción llegó a su fin después de ocho minutos y medio gloriosos; muchos fueron los que desearon que continuara para siempre. Los majestuosos resultados finales han seguido cautivando a los fanáticos de Led Zeppelin. Y atrayendo a innumerables nuevos a la banda desde entonces. Por lo que no es de extrañar que los miembros sobrevivientes también consideren a «Kashmir» como uno de sus mayores logros.

Down to the Sea

Siempre explorando, siempre de buen gusto, las mejores canciones de Robert Plant a menudo lo encuentran buscando nuevas combinaciones musicales junto con algún tipo de realización espiritual. Mientras una corriente subterránea de tambores retumbantes lo lleva hacia adelante; el cantante comparte algo de lo que ha aprendido en su viaje («La vida es una gran pandereta / Cuanto más la sacudes, mejor parece») mientras sigue buscando un terreno más alto: «Ahí es donde quiero estar / Aquí donde todo viene».

Whole Lotta Love (Led Zeppelin)

Hay muchos riffs memorables en el canon de Led Zeppelin, pero los que Jimmy Page esculpió para «Whole Lotta Love», podrían ser los mejores. Y como si la destreza de Page no fuera suficiente, Robert Plant realiza una de sus interpretaciones vocales más evocadoras. Blues y anhelo en los versos, subraya el factor carisma y lujuria en otros lugares. De hecho, es discutible que Plant se haya establecido a sí mismo como un símbolo sexual (y) con balbuceos vocales de orgasmo en un puente psicodélico lleno de efectos de guitarra desorientadores, parecidos a un tornado.

In the Mood

La pista destacada del segundo álbum en solitario de Robert Plant demostró sin lugar a dudas que había encontrado su propia voz fuera de la enorme sombra de Led Zeppelin. También es una de las mejores canciones del mundo para poner si estás atrapado en un atasco y sientes que tu temperamento estalla. La suave batería, los ritmos tranquilos, los teclados aireados y las guitarras limpias como el hielo de «In the Mood» estaban a un mundo de distancia del sonido típico de su antigua banda. Sin embargo, el sentimiento de nostalgia que marcó su trabajo dentro de Zeppelin todavía estaba claramente presente, mezclado con las dosis iguales de confianza y buen gusto que se convertirían en las piedras angulares de su impresionante carrera en solitario.

Stairway to Heaven (Led Zeppelin)

«Stairway to Heaven»está tan arraigado en el ADN del rock que, irónicamente, a menudo se pasa por alto. Hemos escuchado estas canciones tantas veces en tantos formatos durante tantos años, que se han convertido en clichés y remates, el tipo de canción por la que gritas durante el bis de una banda de mierda cuando intentas conseguir una risa barata. «Stairway to Heaven» no es solo una gran canción de rock; es la gran canción de rock, no se puede exagerar si se lo merece. Aunque Led Zeppelin nunca fue realmente clasificado como una banda de rock progresivo, esta es sin duda la más «progresiva» y técnicamente desafiante de la banda.

City Don’t Cry (Page & Plant)

Quince años después de que terminaran sus exploraciones conjuntas de la música del mundo en Led Zeppelin, Robert Plant y Jimmy Page se reunieron para un álbum que los encontró viajando a lugares exóticos como Marruecos para trabajar con músicos locales en la creación de nuevas canciones. Uno de los resultados más impresionantes fue esta canción de cuna agitada pero de alguna manera calmante, que encontró la voz de Plant mezclándose fantásticamente con los cánticos de sus nuevos amigos.

Black Dog (Led Zeppelin)

El primer sonido que escuchas en el cuarto álbum de Led Zeppelin es el de la preparación de la guitarra de Jimmy Page para la acción. Es un comienzo cautivador para el mejor, más popular y, en ese momento, el álbum más seguro de Led Zeppelin. Y desde el instante en que Robert Plant interviene con una promesa a capella, «Black Dog» suena como muy pocas canciones en el catálogo de la banda. Por supuesto, la canción no tiene nada que ver con un canino de color oscuro; como la mayoría de las canciones de Led Zeppelin, se trata de sexo (según la leyenda, un labrador negro merodeaba por el estudio durante las sesiones). Todo sobre «Black Dog», el riff, los gemidos, gotea con lujuria caliente, desagradable y sucia.

Angel Dance

Incluso después de todos esos años, Robert Plant siguió avanzando hacia nuevos territorios musicales con un entusiasmo juvenil. Consistentemente disolvió bandas creativas y comercialmente exitosas en la década de 2000 para poder perseguir cualquier sonido nuevo que rebotara en su cabeza. Para Band of Joy, eso significó asociarse con Buddy Miller para poner un sello distintivo de folk / world-music en una amplia variedad de sus canciones favoritas, incluido el majestuoso pisotón de esta versión de Los Lobos.

Dazed and Confused (Led Zeppelin)

«Dazed and Confused» tiene una historia complicada. En 1967, el oscuro cantante de folk Jake Holmes escribió y grabó una canción simplificada con ese título. Que incluye la familiar línea de bajo escalada que recorre toda la canción de Led Zeppelin. Ese mismo año, Holmes abrió para los Yardbirds con Jimmy Page, quien reelaboró ​​la canción para encajar en los sets en vivo de amplificadores a 11 de la banda. Después de que los Yardbirds se separaron, Page formó Led Zeppelin y se llevó la versión enchufada de «Dazed and Confused». Y cambió la mayoría de las letras de Holmes y parte de su estructura, con él. Independientemente de los derechos de autor de la canción (Page recibe el crédito exclusivo, que ha sido impugnado por Holmes), es un disco magistral. Resaltado por el solo eléctrico de Page, todo fuerza, bravuconería y lanzamiento de bombas.

Another Tribe

Con sus grandes tambores tribales al frente en la mezcla, las cuerdas girando y los dramáticos movimientos de la guitarra acústica; «Another Tribe» podría casi considerarse el hermano mayor de «Four Sticks» de Zeppelin. Por supuesto, la diferencia es que Robert Plant continúa explorando estilos de canto más sutiles, como lo ha hecho en los últimos años, en lugar de llorar como un alma en pena. Este enfoque maduro y refinado ayuda a darle a esta canción un punto de vista más contemplativo y melancólico.

 

Compartir