ENTREVISTAS

Psiquiatra y uso de redes sociales en niños: «Lo más importante es la supervisión»

"Tenemos que estar pendientes de lo que está pasando. Uno tiene que estar muy pendiente", señala Pablo Espoz, director de la Sociedad de Psiquiatría y Neurología de la Infancia y Adolescencia, en #FuturoPQN.

Redes Sociales Niños Getty Card Web
Getty Images

Hoy en Palabra Que Es Noticia conversamos con Pablo Espoz, psiquiatra y director de la Sociedad de Psiquiatría y Neurología de la Infancia y Adolescencia.

Es una realidad que las redes sociales afectan la concentración, generando diversos efectos, sobre todo en niños y adolescentes, siendo la pandemia un catalizador de estos efectos en los más jóvenes. Las distintas formas en que los adolescentes se han ido desarrollando dentro de estos mundos virtuales.

Cuéntanos qué han podido observar ustedes con respecto a este tema de las redes sociales en jóvenes y niños…

“La nueva era digital y la post pandemias cataliza todo estos fenómenos digitales”, señala Pablo Espoz.

Hay que entender también con respecto a los jóvenes, padres y niños que están todos absorbidos por las redes sociales. ¿Qué pasa con todo el entorno y qué ves tú de riesgoso en esto?

“Hay que hacer una diferencia entre el celular y la red social. El celular es una herramienta, pero la red social corresponde a un mundo virtual donde muchas cosas suceden. Estas generan un espacio de encuentros que tiene características positivas y negativas. Generan una necesidad de mostrar imágenes no tan cercanas a la realidad, mientras que otras personas se han desinhibido. Es cosa de ver twitter por ejemplo. Esto ha hecho que pensemos cada vez más en nosotros mismos y nos olvidemos de los demás”, indica el psiquiatra.

¿Uno no le diría que en redes sociales tenemos una doble personalidad?

“Hay códigos sociales, cómo el pudor cuando uno se enfrenta a un otro y nos permite reconocer emociones, sin embargo, en las redes sociales se deja de reconocer la interpersonalidad y se desinhibe estas capacidades más odiosas”, afirma Pablo Espoz.

Cuando, por ejemplo, los papás entregan el celular al niño para que se calle, ¿qué consideraciones habría que tener con respecto a esto para los jóvenes?

“En Estados Unidos  se habla del nana-phone, lo que mantiene al niño quieto. Los niños se han vuelto muy dominantes en estas plataformas, como youtube kids. Lo más importante es la supervisión. Tenemos que estar pendientes de lo que está pasando. También, hay un tema de desarrollo. Hay muchas cosas sensoriales que tienen que aprender, como tocar, sentir y ver. Hay un tema de interacción. Yo no soy enemigo de las pantallas, pero hay que interactuar con ellas”, asegura el psiquiatra.

El tema de los horarios es super importante. ¿Cómo definir tiempos en los que puedan ver redes sociales y a qué edad pueden entrar a estos mundos virtuales?

“A una red social se debe entrar con conocimiento social, tal vez a los 10 o 12 años, los más puristas hablan de los 15 años para arriba. Antes de eso, es muy peligroso o muy complicado. Yo soy partidario de que sí se ingrese a esta red social. Una red social es lo que era la plaza pública para nosotros antes, pero bien, hay que saber lo que estás haciendo. No hay que cerrarles esta puerta de salida”, plantea Pablo Espoz.

Para mí es mejor la plaza pública que la plaza digital….

“La verdad es que como sociedad nos hemos ido alejando de eso. Hay que entender los fenómenos por generaciones. Estos chicos crecen allí, por suerte, los colegios tienen actividades extraprogramáticas que llevan actividades sensoriales, ahora bien, a los niños no les atrae las plazas”, puntualiza el psiquiatra.

Entonces, ¿su diagnóstico es que no hay que demonizar la red social y permitírselo con cautela?

“Uno tiene que estar muy pendiente. Yo tengo niñas y me toca meterme a Roblox, a Tiktok y acompañarlas en ese proceso, estimular. Lo más sensorial es lo que más enriquece a los niños”, concluye Pablo Espoz.

Compartir