Noticias

«Forrest Gump»: para toda la vida

La clásica película protagonizada por Tom Hanks y dirigida por Robert Zemeckis se estrenó el 06 de julio de 1994.

Forrest Gump Promo
Paramount Pictures

¿Cuándo viste “Forrest Gump” por primera vez? Yo al menos recuerdo esa tarde de febrero de 1995. La única sala que la estaba exhibiendo era el Cine Arte Tobalaba, con funciones en la tarde. Poco sabía que me iba a encontrar con una de las películas más conmovedoras que haya visto hasta ese momento. Un buen (y cada vez más escaso) uso de la maquinaria de Hollywood. Uno de los pocos casos en que toda la parafernalia de efectos especiales y cuadros perfectos están supeditados al relato.

Como todos ya sabemos (¿queda alguien que no la haya visto, aunque no le haya gustado y la odie?), la película retrata la «extraordinariamente increíble» vida de Forret Gump, un tipo con un C.I. de 75, que lo ubica por debajo de la media. Un tipo que, desde niño, vio cómo lo discriminaban. Y vio cómo su madre lo fortaleció para el cruel mundo en el cual se iba a desenvolver. También relata la épica historia de amor entre Forrest y su amiga de toda la vida, Jenny. De paso, vemos a Forrest en varios hitos nada de despreciables. Jugador estrella de football, veterano de Vietnam (donde conoce dos personas que marcarán su destino: Bubba y el teniente Dan). Campeón mundial de ping pon. Empresario exitoso. Y corredor «de costa a costa», por más de tres años seguidos. Toda una vida «nada de aburrida», como él mismo diría.

Lo que destaca a «Forrest Gump» de las otras películas cargadas de efectos especiales y maquinaria para masas es el tono de su relato. Todo, absolutamente todo, lo vemos a través de sus ojos. Esa mirada de eterno niño, esa mirada que no ha perdido la capacidad e asombro… simplemente porque no se ha contaminado de las mentiras, engaños, jugadas sucias, hipocresía y falsedad, todas esas disfunciones que rigen la manera de tener «éxito» en el mundo actual. Si lo vemos de ese modo, Forrest es un inocente romántico que tiene las cosas más claras que nadie. Además, vemos cómo esa bella pero trágica historia de amor va fortaleciendo a uno y debilitando a la otra: Forrest, de alguna manera, está protegido de todos los males del mundo; en cambio, Jenny se va consumiendo lentamente dentro de los vicios que la rodean.

La película desató la típica euforia de una «oscarizable»: recibió unas 13 nominaciones, ganando 6 de ellas, entre las cuales destaca el segundo Oscar de Tom Hanks, el de Mejor Director a Zemeckis y el de mejor película. Si la percibimos desde ese punto de vista, la película tenía todas las de ganar premios: personaje principal con deficiencias o «minoría», historia épica, no pocos homenajes a distintos aspectos de la historia reciente de los Estados Unidos.

Mención aparte para la espectacular banda sonora de la película, un compendio de muchísimas canciones de la música popular norteamericana: Elvis Presley, Joan Baez, Bob Dylan, Byrds, Buffalo Springfield, Randy Newman, Simon & Garfunkel, The Doors, Creedence Clearwater Revival, Wilson Picket, Aretha Franklin, The Supremes, The Temptations, Lynyrd Skynyrd, Bob Seger, Willie Nelson, y un largo etc.

Una verdadera delicia para melómanos de todo el mundo, y un verdadero testimonio de lo más selecto de lo popular,d e esas canciones que han quedado grabadas en el inconsciente colectivo, lo que no es menor.

Sin embargo, “Forrest Gump” no es LA película de 1994. Ese título se lo disputa con otro film que estaba compitiendo con ella, la segunda película del fanático del cine convertido en Director Quentin Tarantino, “Pulp Fiction”, que se guarda para sí el pase para competir por la mejor de los 90.

Lo importante es sentarse en la sala de cine y disfrutar como un niño frente a la película que vemos. El famoso «suspended disbelief», presenciar y creer. Y eso nos trae «Forrest Gump», un relato mágico que nos acompaña toda la vida.

Compartir