Noticias

ENTREVISTA // Michale Graves: “Los primeros shows en Chile fueron una experiencia muy loca”

El ex vocalista de Misfits se presenta esta semana en Santiago y Coquimbo, acá nos comparte algunos conceptos sobre su historia y presente.

GRAVES3
Michale Graves

Esta es la semana de Michale Graves en Chile. El ex vocalista de Misfits viene homenajeando los dos discos clásicos que hizo con la banda a fines de los 90, “American Pyscho” y “Famous Monsters”, que marcaron el regreso del grupo en una nueva etapa, sin Glenn Danzig y con el estreno de su nuevo cantante, un desconocido joven de 19 años. Ahora tiene 47 y estará dando una serie de actuaciones en territorio nacional.

La primera es este jueves 14 de julio en el Teatro Cariola de Santiago (agotado), después sigue el viernes 15 de julio en Blumer House de Coquimbo (tickets en Eventrid) y el sábado 16 de vuelta en el Cariola de Santiago (tickets en Eventrid, esta es la fecha que originalmente era el miércoles 13).

En la previa hablamos con Graves, que de partida se manifestó “muy entusiasmado, no he estado en los escenarios por dos años, por lo tanto no solamente se trata de la alegría de celebrar ‘American Psycho’ y ‘Famous Monsters’, sino que tiene un componente adicional de estar volviendo con ganas. Un gran honor”.

-¿Cómo recuerdas los años de ‘American Psycho’ y ‘Famous Monsters’?

Lo miro ahora con la perspectiva de un tipo de 47 años, y veo a un Michale muy joven. Recuerdo esos días de una manera muy positiva, aunque era una persona muy distinta y era una parte de mi vida muy distinta también. Pero encuentro asombroso poder hacer la música que hice, la gente con quien la hice, todos los países que visitamos, los músicos y trabajadores con los que compartí… fue un gran aprendizaje en esos años.

-En ese tiempo vinieron por primera vez a Chile, shows muy intensos, ¿tienes memoria de eso?

-Por supuesto. Para mí, una experiencia muy loca. En realidad fue un período muy loco para Misfits. Había hartas turbulencias internas. Recuerdo bien esos primeros shows en Chile, lo que vivimos ahí, han sido uno de los puntos altos en mi vida. Podías darte cuenta de lo bueno que era lo que Misfits estaba haciendo, por la forma en que la gente reaccionaba, era una verdadera locura. Especialmente en países como Chile. Estábamos haciendo algo grande.

-¿Tienes alguna canción favorita para tocar en vivo, de esos álbumes?

-Varias. Me encanta “Don’t open ‘til doomsday”, “Dig up her bones” siempre es maravillosa, me gusta mucho “Pumpkinhead”, y así con varias más. También tenemos varios encores que seguro les gustarán mucho.

-Haciendo un poco de historia, ¿cómo fueron esos años después de Misfits? Sabemos que no fueron fáciles para ti.

-Esos años fueron muy difíciles para mí. Primero hay que recordar lo joven que era cuando entré a Misfits, recién había salido de la escuela, tenía menos de 20 años. Siendo tan joven y entrando a una banda tan popular, con toda la responsabilidad que eso significaba, fue difícil. No tenía manager ni alguien que me viera el lado más de los negocios. Así que me vi perdido y pasado a llevar, en ciertos aspectos. Y una vez fuera de Misfits, fue aún más difícil. Perdí muchos amigos, vi suicidios, asesinatos… fue horrible. Incluso era el tiempo del ataque a las Torres Gemelas, lo que hacía que uno se sintiera aún más confuso. Pero bueno, la forma en que pude lidiar con eso fue con la música.

-Luego vino la etapa con Marky Ramone, ¿cómo fue eso?

-Llevaba un tiempo trabajando con mi banda, tratando de traer luz a toda esta situación oscura. Y cuando Marky me llamó y me invitó a tocar canciones de los Ramones con él, fue un punto de inflexión increíble en mi vida. Juntar a las diferentes generaciones que representábamos fue alucinante. Muy sanador.

-Con todo ese recorrido, ¿cómo ves el punk actual?

No sé mucho, en realidad, porque al punk de hoy no le gusta Michale Graves. El punk rock mainstream no es muy amigo mío actualmente, pero no es algo que venga de mí. Es un mundo completamente diferente. Me relaciono más con la música hardcore. El punk actual, sobre todo el estadounidense, es bastante retorcido. Y por decirlo de alguna manera, no soy fan de él.

-¿Por qué crees que es así?

-Hace años que no me identifica. Fuera de los fans que tengo, toda esa comunidad no me quiere. ¿Por qué? Sería una respuesta muy larga, pero sólo puedo decir que por mi parte, los amo a todos. La música, el arte y la creatividad pueden hacer mucho bien al mundo. Podemos construir cosas, en vez de tirarlas para abajo. Deberíamos estar sanando a la gente en vez de dañarla. Eso trato de hacer en mi vida. No importa si quieres llamarlo punk, metal, folk o lo que sea, los amo a todos y les digo que la música puede ayudarnos a todos. Y ese no es el mensaje que tiene el punk rock mainstream.

-Finalmente, ¿palabras para la gente que te espera?

-Llevo dos años sin tocar, así que vamos con todo, es un honor poder compartir estas canciones de Misfits ante un gran público, de Santiago y Coquimbo. No puedo esperar para estar con todos ustedes, los quiero ver a todos cantando muy fuerte.

Compartir