Noticias

Bowling en el Happyland: Los memes que dejó la sede de los Panamericanos 2023

Bastantes comentarios generó en redes sociales el Bowling en el Happyland, que es una de las sedes a los Juegos Panamericanos Santiago 2023

Happyland
Captura Twitter

Bastantes comentarios generó en redes sociales una de las sedes a los Juegos Panamericanos Santiago 2023. Cuando quedan 493 días, desde el Ministerio de Deportes anunciaron las 41 sedes que albergarán todas las disciplinas presentes en el importante evento. Y una de ellas es el Happyland de Plaza Vespucio.

Es que este lugar será donde se desarrollará la competencia de bowling. Una situación que generó rabia, sobre todo luego de que Fernando Peña, presidente de la federación de Bowling, manifestó su disgusto: “como Federación de Bowling de Chile no nos parece que vaya a un centro comercial”.

De hecho, Neven Ilic, presidente de Panam Sports, explicó el hecho indicando que tendría que ser “en el centro comercial porque si no habría que construir uno y el Estado fue muy claro que no estaba dispuesto a construir”.

Miguel Ángel Mujica, presidente del Comité Olímpico de Chile, lamentó esta decisión y expresó que “nos duele que realmente no podamos dejar un legado en el bowling. A mi me duele mucho, porque tenemos que recurrir a una infraestructura privada”.

Las declaraciones de inmediato sacaron ronchas. Y en Twitter hubo varios que aprovecharon los caracteres para descargarse con todo contra la llamativa decisión.

Todos contra Happyland

Así, apenas se dio a conocer la noticia, los memes y reacciones se multiplicaron en la red del pajarillo azul, donde de inmediato el nombre de este lugar se convirtió en Trending Topic.

“Rasca”, “picantísmo” y “lo más ordinario del día”, fueron sólo parte de los comentarios que de inmediato se tomaron los caracteres en la plataforma.

De esta forma, la opción de Happyland congregó todo tipo de opiniones. Eso sí, cabe recordar que el recinto ya fue ocupado anteriormente en los Juegos Odesur 2014, donde también el bowling se desarrolló en el mismo espacio, sin tantas críticas.

 

Compartir