Noticias

RESEÑA // «Jurassic World: Dominion»: a la sombra de la leyenda

Sin mayores pretensiones, la película que cierra la nueva trilogía de la saga recurre a la nostalgia de una ya lejana "Jurassic Park" para entretener a lo grande.

Jurassic World Dominion Legado Web
Universal Pictures

Lo que hizo «Jurassic Park» en 1993 fue irrepetible. Pionera en el CGI y revitalizadora del género de aventuras; el relato de dinosaurios en el Parque Jurásico que confabuló Steven Spielberg es parte de la crianza de al menos un par de generaciones. Por sí sola, un relato perfecto que, para bien y para mal, tuvo secuelas disminuyendo su intensidad pero manteniendo el espíritu. Y al cumplirse dos décadas, una nueva saga llamada «Jurassic World» nos recordaría que el mundo de dinosaurios con la mano de Spielberg será un recuerdo indeleble e imposible de replicar. Y bueno, es lo que sucede con su más reciente entrega, «Jurassic World: Dominion».

La trilogía a cargo de Colin Trevorrow como director promete demasiado en su premisa: nada menos que una reunión épica con el legado de «Jurassic Park» y el cierre a la pareja protagónica de Chris Pratt y Bryce Dallas Howard que conocemos desde 2015 en «Jurassic World». Y retoma exactamente donde dejó su antecesora, «Fallen Kingdom», con dinosaurios en pleno dominio de un planeta Tierra en el que el resto de los seres vivos ya debe convivir con ellos. Una amenaza busca sacar provecho y los héroes de la trilogía deben solucionarlo. Nada diferente a lo que propone un matiné hecho y derecho.

Pero el ingrediente para nada sorpresa de «Jurassic World: Dominion» lo trae la nostalgia. Sí, la misma que renovó los votos de los fans de «Star Wars» en la trilogía secuela conviviendo con un cambio generacional. En este «mundo jurásico» apuntan al mismo lado. Y claro que emociona ver en sus roles legendarios a Sam Neil, Laura Dern y Jeff Goldblum. Esa imagen de la campaña promocional hablaba por sí sola. Pero debes ser capaz de darle sustento para que llegue a puerto, y es ahí donde podemos ver las costuras de una «Dominion» que busca cada recoveco del manual de epicidad y queda al debe.

En definitiva, «Jurassic World: Dominion» sigue la línea de una saga que en el siglo XXI traslució una esencia irrecuperable de la «Jurassic Park» original, pero que cumple cabalmente con entreeción asegurada en dos horas y media en la pantalla más grande que puedas verla. Y eso jamás será malo.

«Jurassic World. Dominion» se estrena en cines de Chile el jueves 02 de junio.

Compartir