Noticias

César Valenzuela se refiere al trabajo de la Convención Constitucional

"Los convencionales que estamos haciendo la pega bien seria, estamos haciendo las cosas como corresponden".

CÉSAR VALENZUELA
Agencia Uno

El coordinador de la Comisión de Derechos Fundamentales del órgano redactor, realizó un análisis de trabajo interno y del avance en las opciones para el próximo Plebicito de salida que se realizará el 4 de septiembre.

En conversación con el medio ADN; el socialista César Valenzuela, coordinador de la comisión de Derechos Fundamentales de la Convención Constitucional; se refirió a la idea de implementar una nueva Carta Magna en Chile: «Hay material suficiente para ir comenzando a generar una idea». Junto a ello, mencionó los resultados de la encuesta de Data Influye, donde se revela la cantidad de personas que rechaza o aprueba el trabajo del órgano Constituyente y el próximo Plebicito de salida.

«Tampoco es mentira que los temas más polémicos están resueltos en su totalidad. Por ejemplo, la temática de Educación, que es tremendo tema, solo hemos aprobado el título. Faltan cosas importantes. Peor ya hay antecedentes importantes que permiten tomar una posición».

Nueva Constitución

Frente a los resultados obtenidos en la encuesta de abril, el trabajo de la nueva Constitución está próximo a ser votado; pero, asimismo, el rechazo para el Plebicito de septiembre está marcando la agenda de las últimas semanas.

«Los convencionales que estamos haciendo la pega bien seria, estamos haciendo las cosas como corresponden. Entiendo que hay una señal afuera y también he sido bien crítico de situaciones que han ocurrido adentro de la Convención y las asumo, pero tengo la convicción que cuando termine el proceso y la comisión de armonización haga su pega, que vea esto y ordene y saque (las normas) repetidas, y la comisión de normas transitorias haga un plan de implementación razonable (porque se va a implementar en muchos años), creo que la situación se va a revertir»; comentó César Valenzuela para ADN.

Salud

«Lo que tenemos aprobado en la nueva Constitución reconoce la existencia de instituciones privadas de salud, y lo reconoce como rol de rectoría del Estado. Hasta el ministro Mañalich estará de acuerdo con quien debe dirigir la salud en el país no deben ser las clínicas, sino el Estado. Desde esa perspectiva, se regula»; destacó el constituyente sobre los reparos de la desaparición de los prestadores de servicios privados.

Luego añadió: «Hemos ingresado una indicación, junto a un grupo bien transversal de constituyentes, que señala que la red de atención pública estará integrada por instituciones públicas y privadas que se integren a la atención de salud del sistema público. Es evidente: el Estado no tiene la capacidad por sí solo de entregar prestaciones de salud por si solo. Lo que tenemos que resguardar es el uso de recursos públicos, porque no podemos pagar sobreprecios, sino lo que corresponden».

Junto a ello, se refirió a la regulación de derechos que se está tratando en la redacción de la nueva Constitución, donde el Estado permita «viabilizar el derecho planteado» a través de las regulaciones públicas o privadas: «Se plantea que hay un sistema nacional de salud, de carácter integral, que pueda atender a la totalidad de la población. Además, se señala que ese sistema también puede estar integrado por prestadores privados”.

Compartir