ENTREVISTAS

Alcalde de Arica: «Hoy han disminuido el ingreso por sectores ilegales, no así la presencia de migrantes»

"Deben ser 250 personas que están en diferentes partes que las sacamos, pero no hay un lugar que los puedan recibir, por ende se van para otra parte", señala Gerardo Espíndola en #FuturoPQN.

Gerardo Espindola Arica
Agencia Uno

Hoy en Palabra Que Es Noticia conversamos con el alcalde de Arica, Gerardo Espíndola.

Se acrecienta la preocupación entre los habitantes y autoridades de la ciudad de Arica por la proliferación de campamentos y tomas en la zona, muchas de ellas por parte de migrantes que han ingresado a Chile de manera irregular. Muestra de ellos es lo que se vive en el sector de Villa Frontera con extranjeros que entraron ilegalmente al país, o en el sector del Cerro Chuño, donde un condominio deshabitado se ha convertido en foco de violencia y tráfico de drogas.

Tomas en Arica

“Hemos detectado que en los últimos años se han iniciado focos donde hay tomas. Esto comenzó a mitad del año pasado, que coincide cuando se acabaron las cuarentenas. Hay falta de viviendas, precios de arriendo, llegadas de migrantes, y también hay mafias que están vendiendo estos terrenos y hay poca fiscalización por parte del Estado, que están permitiendo que esto ocurra”, señala Gerardo Espíndola.

Cerro Chuño

“Es difícil saber el número de personas que hay en estas tomas, salvo el cerro Chuño, porque esa es una población donde antes vivían personas, que fueron sacadas porque estaba en un terreno contaminado. Fue un error por parte del Estado, porque erradica a las personas, pero no derrumba las casas. En ese sector hay 400 familias, que ahora es un foco de peligro, por el narcotráfico, no tiene alcantarillado, etc”, indica el alcalde de Arica.

Estado de Excepción

“Valoramos que se mantenga el Estado de excepción. Se ha ido recuperando el control de la frontera por parte del Estado de Chile. Hoy han disminuido el ingreso por sectores ilegales, no así la presencia de migrantes, tomándose espacios públicos. Deben ser 250 personas que están en diferentes partes que las sacamos, pero no hay un lugar que los puedan recibir, por ende se van para otra parte. Nos preocupa la situación de los niños, hay niños que nacieron en medio del país, por ende no tienen ninguna vacuna, no están registrados”, plantea Gerardo Espíndola.

Emergencia, según Gerardo Esppindola

“Cuando decretamos la emergencia en octubre, fue porque superamos la capacidad de tener migrantes en nuestra región. Tenemos cerca de 30.000 migrantes en Arica, y cuando decretamos la emergencia era porque queríamos evitar cualquier situación de odio y xenofobia, y no queríamos que las plazas y parques se transformaran en campamentos y tomas. Acá se requiere una presencia del Estado central, es injusto que lo solucionemos nosotros con nuestros recursos porque ya tenemos hartas demandas que cubrir”, puntualiza el alcalde de Arica.

Izkia Siches

“Todos los alcaldes del norte le planteamos esta situación a la futura ministra Izkia, que fue ella quien nos propuso esta reunión, y es primera vez que nos pasa. Se comprometió a no levantar el Estado de excepción y que lo evaluaran. Asumieron cinco ejes de acción para ir recuperando la tranquilidad. Lo primero es tener el control de la frontera, lo segundo es la compensación a las ciudades que se han visto afectada con esta crisis migratoria, como Colchane, Iquique, etc. El otro punto es un mayor control policial, para combatir la delincuencia, porque hay carteles que están actuando con mucha violencia. Se comprometieron en cómo se ayuda a los gobiernos regionales para combatir esta situación. El quinto punto es el cómo se ordenan los ingresos, como se trabaja en la regularización de quienes se pretenden regularizar cuando ya están en Chile”, concluye Gerardo Espíndola.

Compartir