ENTREVISTAS

Abogado de Fundación Tunquén Sustentable: «Necesitamos que el sector sea protegido»

"Lo que han hecho las inmobiliarias es cercar, construir casas y una vez que esté hecho, el daño será irreparable, entonces tenemos que evitarlo antes de que ocurra", señala Cristián Lucero.

Tunquen Sustentable
Fundación Tunquén Sustentable

Hoy en Palabra Que Es Noticia conversamos con el abogado de Fundación Tunquén Sustentable, Cristián Lucero.

Organizaciones medioambientales de Algarrobo, El Quisco y Casablanca; en la región de Valparaíso; permanecen movilizados con el propósito de crear conciencia sobre la defensa del patrimonio natural en la playa grande Tunquén; y advertir una supuesta amenaza por parte de inmobiliarias. Son cerca de 323 hectáreas donde, de acuerdo a estas agrupaciones; se pretende construir viviendas; por lo que llaman a las autoridades a declarare la zona como santuario de la Naturaleza.

Tunquén, Santuario de la Naturaleza

“El año 2014 se declaró Santuario de la Naturaleza el sector sur del campo dunar de Tunquén y el humedal; esto por iniciativa de la propietaria y su familia para proteger este valioso lugar. Sin embargo, el informe del consejo de monumentos indicó que la única forma de proteger este ecosistema frágil era protegiendo en su forma integral el ecosistema; todos los ambientes que se interrelacionan en el sector. Eso dio pie para que el gobierno regional financiara una licitación para que a través de estudios para determinar la eventual protección de la totalidad del polígono que en ese momento se indicó que era prioritario. El año 2018 el gobierno regional entrega el informe técnico que da cuenta de la necesidad de ampliar el santuario de la naturaleza; tal como lo decía el consejo de monumentos”; señala Cristián Lucero.

Sustentabilidad

“Hace 4 meses, el consejo de ministros para la sustentabilidad dejó fuera la parte más valiosa del ecosistema; donde las inmobiliarias tienen interés de vender parcelaciones y construir los proyectos; un hecho inexplicable porque hasta el cansancio se le dijo a la ministra Carolina Schmidt e hicieron caso omiso; haciendo caso a los intereses de las inmobiliarias, dejando fuera de protección este sector plagado de sitios arqueológicos”; indica el abogado de Fundación Tunquén Sustentable.

Campo dunar

“La playa es una porción pequeña, después viene el campo dunar; que es un terreno que se adquirió por la inmobiliaria y ha sido vendido en forma de parcelas; y se transfiere la propiedad entre las mismas personas de la empresa. La playa va cambiando rápidamente, se han intervenido las quebradas y afecta los sedimentos que aportan hasta el mar, es tan delicado que la línea va cambiando de playa y la erosión costera va afectando estos sitios, no cambia solo su tamaño sino su riesgo de inundación”, asegura Cristián Lucero.

“Hay un humedal que ya comenzaron a cercar para secarlo y construir ahí. La ministra dejó fuera de protección este lugar y se acepta construir cualquier cosa en una zona de extensión urbana, las pretensiones de edificar no consideran el riesgo para la seguridad de las personas, los factores ambientales amenazados. La afectación al medio ambiente nos perjudica a todos, todos queremos un entorno sustentable” agrega.

Evidencia por ley del lobby

“Para poder indagar con mayor profundidad, levantamos evidencia por ley del lobby o ley de transparencia, o a través de acciones judiciales hemos levantado información, y vemos cuantas veces se reunieron el Ministerio del Medio Ambiente con las inmobiliarias, espaldas de la participación ciudadana, no sólo los vecinos sino comunidades de pueblos originarios, vulneraron los principios mínimos de participación ciudadano, las convenciones internacionales, no se escucharon los territorios, los informes científicos, se golpeó la mesa y se aprobó lo que quería la inmobiliario. La Fiscalía está investigando, la Corte de Apelaciones ya pidió los antecedentes, el Consejo de Defensa del Estado ya tiene en sus manos el oficio del Consejo de Monumentos”, puntualiza el abogado de Fundación Tunquén Sustentable.

Hallazgos arqueológicos

“La inmobiliaria hizo el levantamiento de los hallazgos arqueológicos, están cercando con alambres de púas toda la playa, lo que es un daño para las personas y las aves migratorias del sector. Esto pasa más allá de lo común, normalmente cuando la Corte de apelaciones dicta una orden, las inmobiliarias cumplen, acá es tanto el poder que las inmobiliarias sienten para hacer lo que quieran, que les da lo mismo porque prefieren pagar una multa o dar explicaciones inverosímiles de que no sabían, lo que es inaceptable. Hicimos esta cadena humana porque estamos cansados, indignados, son las fundaciones, los vecinos, las agrupaciones ambientales, comunidades de pueblos originarios que nos hemos sumado y nos informamos permanentemente”, acota Cristián Lucero.

Derecho irrenunciable

“Esto es un derecho irrenunciable, esto es un Santuario de la naturaleza, es un lugar sagrado, acá la naturaleza ha preservado el ecosistema durante miles de años milagrosamente. Es una estación de servicios para las miles de aves migratorias que anidan en las dunas, durante miles de años hacen este recorrido y no es apropiado cambiarlo de un día para otro. También se ordenó que no transiten vehículos motorizados, tampoco el comienzo de obras, y eso no respetó la inmobiliaria. No está zanjado aún, estamos en buen pie, el ministerio dejó fuera de protección el lugar, estamos a la espera de que el Presidente firme el decreto que la de protección. Las palabras de la ministra Schmidt son sólo humo”, afirma el abogado de Fundación Tunquén Sustentable.

El sector debe ser protegido

“Necesitamos que el sector, tal como lo dicen los informes científicos, sea protegido, lo único que han hecho las inmobiliarias es cercar, ingresar proyectos para construir casas a la brevedad, y una vez que esté hecho, el daño será irreparable, entonces tenemos que evitarlo antes de que ocurra. Tiene que aplicarse los principios preventivos con todo el rigor de la ley, y si ha habido un delito la Fiscalía debe llevar a tribunales estas acciones que nos afectan a todos, no solo la generación actual sino las futuras. Los invito a conocer el lugar, porque si antes todos teníamos el libre acceso al mar, en poco tiempo será solo para unos pocos. Hasta el último minuto lucharemos para que haya justicia ambiental y no haya impunidad”, concluye Cristián Lucero.

Compartir