ENTREVISTAS

Waleska Ureta: «Faltan medidas para enfrentar este problema lo que genera tensiones entre la población local y los migrantes»

"Necesitamos políticas migratorias a la altura de las circunstancias. Necesitamos usar los instrumentos jurídicos para las visas, los refugios, debemos incluir a esas personas en nuestra sociedad como refugiados", señala la Directora Nacional del Servicio Jesuita a Migrantes.

Migrantes Frontera Iquique
Agencia Uno

Hoy en Palabra Que Es Noticia conversamos con la directora nacional del Servicio Jesuita a Migrantes, Waleska Ureta.

Un tema que sigue patente en la zona norte del país es la crisis migratoria; con la muerte de 17 personas que han intentado ingresar ilegalmente al país en lo que va de 2021. Las críticas apuntan al Gobierno; de quien autoridades de la zona dicen que no ha encarado con eficacia el problema. Este lunes se llevó a cabo la interpelación al ministro del Interior, Rodrigo Delgado; oportunidad en la que el secretario de Estado reconoció una crisis; pero sostuvo que su origen tiene que ver con factores externos a Chile. Relevante es el rol que cumplen en materia de inclusión entidades como el Servicio Jesuita a Migrantes, que por estos días realiza su campaña para captar socios.

Crisis humanitaria

“La crisis humanitaria sigue, continúan llegando personas al norte de nuestro país; porque las crisis migratorias siguen dándose en la región y en el mundo; y por las condiciones en su país de origen, las personas continúan viéndose forzadas a migrar. No tienen una calidad de vida, todo lo contrario; por eso las personas salen de sus países para poder satisfacer sus necesidades más básicas; como la alimentación y la seguridad; entonces vemos familias, niños, adultos mayores. Estuve hace poquito en Colchane y en Arica, y es desgarrador ver a los niños migrantes, tuvieron un tránsito muy duro y violento, ver hambre, claro, frío, es terrible, entonces estamos en campaña, estamos trabajando para tener una fuerte incidencia y poder seguir velando con sus necesidades”, señala Waleska Ureta.

Atención del Servicio Jesuita a Migrantes

“Hemos atendido a 12 mil personas, con asesoramiento jurídico, con información pertinente, con ayuda económica, entonces la invitación es que la sociedad chilena debe ser más intercultural, a empatizar con estas situaciones tan difíciles que están viviendo los migrantes, hay que entender  que nadie por gusto recorrerá 5 países, donde están en peligro por el tráfico de personas, esperamos que muchas personas se involucren, y sólo demoras 5 minutos en hacerte socio.  Debemos encontrarnos en lo humano y enriquecernos con estas culturas, porque las únicas fronteras están en la mente, no así de manera geográfica. cambiemoslamirada.cl es la página donde puedes apoyarnos”, indica su directora nacional.

Falta en medidas idóneas

“Nosotros como SJM, vemos como consecuencia la falta en medidas idóneas para enfrentar este problema, lo que genera tensiones en la convivencia entre la población local y los migrantes, porque la precariedad de los migrantes trastoca el diario vivir de ellos, entonces necesitamos políticas migratorias a la altura de las circunstancias, debemos evitar hechos lamentables como los de Iquique, y debemos aceptar la migración desde lo humano, y con políticas que disminuyan este problema que ya se avizoraba hace mucho tiempo, entonces empatizamos con la población local. Y sobre la marcha de Iquique, no todas las personas tenían consignas racistas, era una protesta contra la autoridad por la ausencia de políticas públicas para resolver el problema. Fue una minoría la que dañó a los migrantes, porque la mayoría intentó apoyar a los migrantes. El llamado es a informarse, para cambiar la mirada, ellos necesitan de esto”, afirma Waleska Ureta.

Avances

“Se ha avanzado porque hay respuesta humanitaria, hay albergues, hay ayuda desde las instituciones y la comunidad, pero debemos avanzar en soluciones más profundas, necesitamos usar los instrumentos jurídicos para las visas, los refugios, debemos incluir a esas personas en nuestra sociedad como refugiados, porque de esa forma se va a regularizar a las personas con las visas que necesitan, que tengan rut y puedan acceder a trabajos formales, a arriendos dignos, y eso va a provocar menos precariedad y menos problema con la sociedad local”, afirma la directora del Servicio Jesuita a Migrantes.

Crisis de Venezuela

“La visa responsabilidad democrática, creada por la crisis de Venezuela, se entregaron un 14% de las solicitudes, entonces uno se pregunta porque no se usan estos instrumentos. 7 casos de refugio se han aplicado el último tiempo, cuando hay una crisis migratoria tremenda en la región, entonces están los mecanismos de permiso y visa, pero no hay iniciativa desde las autoridades”, añade.

País solidario

“Los invitamos a todos a cambiemoslamirada.cl, creo que somos un país solidario, entonces debemos destruir estas fronteras, de esta forma apoyaremos esta causa para que se lleven a cabo nuestros programas, con las representaciones jurídicas. Hay que empatizar con el corazón para ayudar la migración”, concluye Waleska Ureta.

Compartir