Noticias

Sebastián Sichel habría recibido aportes irregulares de pesqueras en campaña de 2009, según reportaje

El candidato presidencial de Chile Podemos + negó el contenido de la investigación y acusó una “operación política” en su contra.

Sebastian Sichel Pesqueras
Agencia Uno

En el año 2009, cuando Sebastián Sichel era Sebastián Iglesias, lanzó su primera candidatura a diputado por la Democracia Cristiana (DC), la que habría sido financiada por empresas pesqueras, que incluso estuvieron vinculadas a casos de aportes irregulares a la política.

Así lo reveló un reportaje de Chilevisión y CNN Chile, encabezado por Daniel Matamala, que revisó las devoluciones del ahora candidato presidencial por Chile Podemos + y detectó boletas irregulares por supuestos servicios, consigna ADN.

La investigación periodística aseguró que una de las boletas estaba a nombre de su actual asesor de campaña, Cristóbal Acevedo. Al menos 12 empresas vinculadas a la pesca aparecen en los documentos que dieron a conocer ambos canales.

Los antecedentes del reportaje

En 2009 se realizaron las elecciones presidenciales y parlamentarias de manera simultánea. En ese entonces, Sichel acompañaba en sus recorridos al presidenciable de ese entonces, Eduardo Frei Ruiz-Tagle, quien buscaba la reelección, pero finalmente perdió ante Sebastián Piñera.

Sebastián Iglesias sacó 28.741 votos, tres mil menos que su compañero de lista, Enrique Accorsi, lo que significó su derrota, ya que en ese entonces operaba el sistema binominal.

Luego, llegó la hora de entregar el balance final de los dineros de las campañas. Diez días después de las elecciones, el 23 de diciembre de ese año, el jefe de campaña e íntimo amigo del candidato, Cristóbal Acevedo, escribió un correo a uno de sus colaboradores, con el balance adjunto.

Dicho documento, de formato Excel, indicaba que los ingresos efectivos desde octubre fueron de $96.386.599. Del total, $30.806.599 corresponden al Servicio Electoral (Servel). Aparte, la devolución que realiza este mismo organismo ascendió a $18.500.000.

En la glosa aparece un aporte llamado “PES”, de $30 millones. El reportaje dio cuenta de otro correo enviado con una planilla de Excel anterior, que decía que el “PES” en realidad era “PESQUEROS”.

Un documento creado el 30 de octubre de 2009, es decir, previo a las elecciones parlamentarias, revela el detalle de la planificación de esos dineros. La glosa “Pesqueros” suman $27.900.000 entre el 30 de octubre y el 30 de noviembre.

También aparecen Bernardo Matte ($10 millones), Carlos Kubik ($5 millones), el holding Del Río ($3 millones), Rafael Guilisasti ($5 millones) y “Von Appen” ($2 millones), entre otros.

La respuesta de Sebastián Sichel

Después de la emisión del reportaje, y a través de un comunicado difundido en redes sociales, Sebastián Sichel expresó que “quiero rechazar categóricamente dicha acusación“, en relación al financiamiento de las pesqueras.

«Nunca tuve conocimiento de ninguno de los hechos denunciados y jamás solicité ningún aporte. El financiamiento de mi campaña y la rendición de gastos electorales estuvo a cargo del Partido Demócrata Cristiano. Los informes al Servicio Electoral fueron aceptados sin reparos», indicó el candidato presidencial.

Además, Sichel sostuvo que «si se va a revivir el financiamiento de las campañas del año 2009 sería importante transparentar los aportes a cada campaña de la Democracia Cristiana para conocer la forma en que se gestionaron y distribuyeron los recursos electorales».

«Operación política»

Sebastián Sichel continuó con sus descargos. «Denuncio una operación política articulada. A partir del momento en que gané la primaria me convertí en un blanco», manifestó. «Han usado todo tipo de estrategias para desacreditarme, llegando al extremo de utilizar mi vida personal, mi vida profesional y ahora mi vida política montando esta operación», añadió.

El exministro agregó que «intentaron usar a mi padrastro para poner en duda mi historia de vida. Han cuestionado mi trabajo profesional como abogado, mintiendo respecto a mis funciones y ahora sacan a la luz antecedentes que no son más que un burdo intento por dañar mi honra».

«Operaciones como éstas no sorprenden cuando hay un sector en Chile que valida la violencia para cumplir sus objetivos. Fueron contra mi familia, fueron contra mi honra, pregunto y sin ningún temor. ¿Cuál es el paso siguiente?», concluyó Sebastián Sichel.

Compartir