ENTREVISTAS

Manuel Canales: «El 18-O instala una crisis, permanece la esperanza de cambio, pero octubre sigue vigente»

"Hay que hacerse cargo de 30 años de despolitización, donde se dijo que la política no era relevante. Ahora sabemos que es importante, hay que hacer una gran diferencia", señala el sociólogo y profesor de la Universidad de Chile y la Universidad estatal de O’Higgins.

18 de octubre estallido social
Agencia Uno

Hoy en Palabra Que Es Noticia conversamos con Manuel Canales, sociólogo y profesor de la Universidad de Chile y la Universidad estatal de O’Higgins.

Desde ayer y hasta este miércoles 20 de octubre, existen cerca de 50 convocatorias de manifestaciones donde se prevé la movilización de miles de manifestantes a lo largo del país en el marco del segundo aniversario del estallido social de Chile. El movimiento que nace de la evasión al pago del Metro por los estudiantes secundarios en protesta por el aumento de los $30 pesos en el pasaje y que se canalizó con la creación de la Convención Constitucional, removió los cimientos de toda la sociedad, sobre esta transformación social estaremos conversando con el sociólogo y profesor de la Universidad de Chile y la Estatal de O’Higgins, Manuel Canales.

¿Se celebra el 18 de octubre?

“Lo de celebración no me queda, por los duros momentos de una explosión necesaria, celebro el 25 de octubre, por el modo en que la sociedad asimiló lo difícil del 18 con lo extraordinario del 25. La convención constituyente reconoce que el 18 de octubre fue el inicio de todo esto. Yo distingo violencia como método político para conseguir objetivos, pero octubre es una violencia por la rabia y frustración contenida que encontró su forma de salida. Hay que hacerse cargo de 30 años de despolitización, donde se dijo que la política no era relevante. Ahora sabemos que es importante, hay que hacer una gran diferencia”, señala Manuel Canales.

Esperanza y rabia

“No cabe quedarse, si no desarrollamos una esperanza, la rabia seguirá haciendo canalizándose. Octubre no lo veo generado en movimientos radicalizados o extremistas, sino que explota un conjunto popular defraudado, un pueblo frustrado. Se le indicó un relato de estudios superiores, donde más tarde se dieron cuenta que los caminos sólo siguen habilitados para la gente privilegiada”, afirma el sociólogo.

Los chilenos no son pobres, pero no están incluidos

“Los gobiernos de los 30 años, se cegaron con un logro objetivo, la superación de la miseria, de solventar el frío, el hambre, la ropa, fue una conquista del modelo neoliberal, hubo superación y acceso a bienes de consumo. Hoy el pueblo chileno no es pobre, pero no están incluidos. Se mejoró el piso, pero el techo era que podrías vivir pero que tendrías limitantes, porque las grandes oportunidades son para la gente de siempre. La segunda generación, el techo les molestó, donde la educación superior no valía. Una cosa es superar la pobreza, y otra es pensar que se llega a clase media”, indica Manuel Canales.

Desigualdad exagerada en Chile

“La desigualdad nuestra es exagerada, y tiene una forma de estamentos, lo que hizo explotar al neoliberalismo fue no hacerse cargo de dejar vivir a las personas en el estamento al que otros si tenían acceso”, afirma el sociólogo.

Refundar la sociedad

“Creo que hay que tener paciencia, no se gana nada con la prisa. Lo que se pide es refundar la sociedad a largo plazo, las personas saben que es de largo aliento, pero no se encuentran aún esas propuestas. Octubre instala una crisis, permanece la esperanza de cambio con la Convención Constituyente, pero no se detiene ahí, octubre sigue vigente. Se ha avanzado en dos planos, en un consenso de los límites del neoliberalismo, donde la sociedad le explotó en la cara con las necesidades sin solución por años”, apunta Manuel Canales.

Autoritarismo histórico

“Se ha avanzado mucho en el talante de autoritarismo histórico en nuestra sociedad, donde se llama a refundar una nueva patria con el buen ejemplo de la Convención Constitucional donde prima la libertad, la diversidad”, afirma el sociólogo.

Cambiar matriz productiva esclavista

“El pueblo lo que requiere es cambiar la matriz productiva esclavista, donde solo se ven brazos y manos y donde los trabajadores no pueden desarrollar caminos. Y hay que cambiar la matriz de oportunidades, donde no tiene que ver nada el dinero con la geografía, los apellidos, el color de pelo. Todas esas dimensiones ya no dan más. Octubre puso la estaca en el asunto, se debe ver otra manera de trabajo que evite la explotación de los trabajadores”, concluye Manuel Canales.

Compartir