ENTREVISTAS

Hugo Alcamán: «No todos tenemos la postura de Elisa Loncón… no estamos en confrontación con Chile»

Sobre el trabajo que está llevando a cabo la Fundación Rakizuam, quienes acompañan y asesoran a constituyentes en materia indígena, profundizamos con el presidente de la Corporación de profesionales mapuches ENAMA.

Hugo Alcaman
Agencia Uno

Hoy en Palabra Que Es Noticia conversamos con el presidente de la Corporación de profesionales mapuches ENAMA, Hugo Alcamán.

En el año 2017 se creó en Temuco la Fundación “Centro de Política Indígena Rakizuam”; con el objeto de aportar al análisis, estudios y formulación de políticas públicas para poder construir un diálogo intercultural. La fundación Rakizuam decidió instalar sus oficinas en Santiago, esto en medio de los múltiples desencuentros y polémicas entre los convencionales, donde ahora se hará un apoyo, acompañamiento y asesoramiento en calidad de Think Tank en materia indígena, a todos los constituyentes que lo requieran.

Derechos del pueblo mapuche

“Llevo muchos años en el activismo mapuche, para que Chile reconozca nuestros derechos, donde la internacional si los reconoce. En el año 2010 se crea Enama, para agrupar a los profesionales indígenas. Hoy no somos solamente gente campesina, sino que también somos profesionales. Hay muchos errores en las políticas públicas y eso explica que no tengamos los resultados esperados, en mejorar nuestra participación en la sociedad y mejorar nuestra calidad de vida”, señala Hugo Alcamán.

Colaboración en ciudadanía y Gobierno

“Mediante esto se puede colaborar en la ciudadanía y en el gobierno, entender lo que significa ser indígenas, y que es lo que demandamos. Estamos apoyando a los distintos gobiernos y partidos políticos, de distintas ideologías. Somos la tercera vía, somos la mayoría, no tenemos compromisos políticos partidistas, con una izquierda que está ideologizada, que sencillamente quiere estar en conflicto constante con el estado, o los que usan la violencia. Solo queremos seguir existiendo y ser protagonistas por lo que somos, mapuches”, indica el presidente de la Corporación de profesionales mapuches ENAMA.

Elisa Loncón

“Queremos mostrar que no todos estamos en la postura de Elisa Loncón, en cuanto a la limitación de libertades, ella está en contra de los credos religiosos, no rechaza la violencia como instrumento político, no estamos de acuerdo con ello, pero si estamos de acuerdo con el ejercicio de nuestros derechos que plantea”, asegura Hugo Alcamán.

Proceso constituyente

“Nosotros participamos desde el primer día con el proceso constituyente, cuando se discutió la ley de escaños reservados, en la elección de los convencionales, y ahora apoyamos en las políticas públicas. Nuestros derechos son los que se establecieron en 1989 en la Organización Internacional del Trabajo (OIT), en el año 2007 con Las Naciones Unidas (ONU), los Estados Americanos en 2016. Ahí está todo, hay que remitirse a esas declaraciones. Nuestras diferencias con otros movimientos es la bajada, el cómo ejercemos los derechos dentro de Chile”, apunta el presidente de la Corporación de profesionales mapuches ENAMA.

Violencia como instrumento político

“La Coordinadora Arauco Malleco (CAM) que ha utilizado la violencia como instrumento político, como Elisa Loncón que está con un compromiso político y además es estatista. Nosotros no queremos tener una confrontación con Chile, nosotros queremos ser protagonistas de nuestra historia. Somos en La Araucanía 300 mil mapuches, y los que no se sienten representados son una mayoría. Al no tener una vocería clara, nuestra gente termina votando por gente no mapuche, y además hay un bajo porcentaje de votación del padrón electoral”, afirma Hugo Alcamán.

Rakizuam no es de derecha, según Hugo Alcamán

“No nos podemos calificar como derecha, la derecha no nos considera. Si uno ve que los partidos de ese sector no tienen instancias para incluirnos, la izquierda sí lo hace. Nosotros quedamos en tierra de nadie. Nosotros tenemos el derecho a la autoidentificación. 1883, nosotros dejamos de ser soberanos, ahí éramos líderes”, asegura el presidente de la Corporación de profesionales mapuches ENAMA.

Ley indígena

“Hay un compromiso en el año 1993 con la ley indígena, que es devolver las tierras que fueron entregados con títulos de merced, donde se entregaron títulos a nuestros abuelos y bisabuelos. Con el tiempo fuimos perdiendo por expropiaciones, la ley indígena señala eso y debe ser respetada, debe haber una devolución. En cuanto al territorio, podemos hablar de un simbolismo, en La Araucanía, queremos que se oficialice el mapudungun, que dentro de ese territorio exista la posibilidad de ejercer nuestros derechos a ser mapuches, donde haya educación intercultural, salud y otros servicios. Chile debe reconocer nuestra existencia”, añade.

Conflicto con tres grupos

“Hay un conflicto por tres grupos, con el Estado y sus tres poderes, con una sociedad de élite que se niega a reconocer, y los mapuches. Los gobiernos han trabajado muy mal nuestra situación, Chile reconoce ante la comunidad internacional nuestros derechos, pero dentro del país no se respeta aquello que se prometió. Los violentistas son una minoría, nosotros rechazamos la violencia pero si los violentistas no existieran, no habría una voz mapuche. Desgraciadamente la violencia se va instalando como una forma de vocería. De los 300 mil ¿Cuántos estarán relacionados a la violencia? Como los gobiernos trabajan mal nuestras demandas, la violencia se va agravando. La violencia ha sido provocada por el Estado”, concluye Hugo Alcamán.

Audios relacionados

Compartir