ENTREVISTAS

Gloria Guerrero: «Chile necesita cambiar, la lucha de los jóvenes no puede ser en vano»

"Me emociona ver a estos jóvenes ser conscientes de la realidad del país. Hablan de lo que nosotros, los adultos, no somos capaces de hablar. Todo ese malestar oculto a través de tantos años", señala la asistente social del Cesfam Pudahuel Poniente a dos años del Estallido Social.

benjamin miranda
Agencia Uno

Hoy en Palabra Que Es Noticia conversamos con la asistente social del Cesfam Pudahuel Poniente, Gloria Guerrero.

Hoy en Palabra Que Es Noticia conversamos con la asistente social del Cesfam Pudahuel Poniente, Gloria Guerrero quien es parte del proyecto «La crisis puertas adentro» de la escuela de Periodismo de la UDP y dirigido por la académica Viviana Flores. Este proyecto (crisispuertadentro.udp.cl / @crisisadentro) es un documental web que indaga en la intimidad, emociones y las historias de vida de personas y familias de los grupos medios para entender las transformaciones sociales en Chile a partir del 18-0

El movimiento estudiantil

“Yo estaba ajena al movimiento estudiantil, al salto de torniquetes en ese contexto, y un día tenía que usar el metro y vi a universitarios que permitían pasar gratis en el metro. Yo pasé gratis y marcó en mí una reflexión no sólo del abuso en el transporte público, sino todos los robos que ha vivido la clase media. Y también como todo esto afecta la vida cotidiana. Yo soy de la generación hija de dictadura, me emociona ver a estos jóvenes ser conscientes de la realidad del país. Hablan de lo que nosotros, los adultos, no somos capaces de hablar. Todo ese malestar oculto a través de tantos años”, señala Gloria Guerrero.

“Me sentí contenta, porque soy trabajadora social de salud, de un sector vulnerable, y ofrezco siempre mi trabajo a quien lo necesita. Pero desde ese día siento que muchas de las personas anónimas con las que tengo contacto, deberían ser escuchadas, el tema de las pensiones, del endeudamiento, de todos los problemas sociales”, añade.

Las esperanzas

“Soy hija de un ex preso político por dictadura, crecí a tres cuadras donde se desarrolló el “caso quemados”. Soy consciente del temor de lo que significaba expresarse en ese contexto, donde mi papá igual peligraba por ser dirigente sindical. Creo que muchas personas tenían esperanzas de derrocar a Pinochet. Estudié en un contexto donde habían pocas oportunidades, y crecimos en una sociedad individualista, conformista, donde se avaló el crédito como un acceso social. Entonces frente a eso, me siento en una generación paralela, porque los jóvenes de hoy no sienten miedo”, indica la asistente social del Cesfam Pudahuel Poniente.

“Crecí en un barrio donde habían vecinos que trabajaban en la feria, los que trabajaban en la construcción, y con mis hermanas éramos las niñas que tuvimos acceso a la universidad, pero eso no quería decir que fuésemos distintos. Era otra forma de construir. Nosotros crecimos con el miedo, no sólo de la dictadura, sino del miedo en la vida cotidiana, a que te puedan estafar, a la delincuencia. Hay una desconfianza con la institucionalidad, donde se hace difícil construir una comunidad que deje el individualismo de lado”, agrega.

Estallido social, según Gloria Guerrero

“Lo contaba en el documental, el día que Piñera decide sacar a los militares a la calle, yo salí a cacerolear llorando al balcón. No podía entender cómo el mandatario no era capaz de comunicarse con el ciudadano, con los actores sociales y llegar a una agresividad tremenda. Me dieron ganas de apoyar a los jóvenes que luchaban en las calles”, apunta Gloria Guerrero.

Las demandas sociales

“Las demandas sociales continúan. En mi trabajo de funcionaria de salud siento que estoy en una etapa de reajuste porque no puedo dimensionar estos dos años donde la población requería de nuestro apoyo. No hubo un estado que se hiciera cargo de las necesidades de las personas en esta pandemia. Mandaron a la gente a guardarse a la casa sin pensar cómo ibas a alimentarte, pagar el arriendo, como los niños aprenderían en el colegio. El gobierno no se preocupó de los funcionarios de salud, y sobre todo en nuestra salud mental”, afirma la asistente social.

Chile cambió

“Chile cambió, la lucha de los jóvenes no puede ser en vano, y nosotros como ciudadanos nos merecemos no retroceder, como dije antes, somos hijos de la dictadura que no impidió crecer en paz. La política tradicional está ajena a la vida de los ciudadanos, está montando las prácticas por las que fue originado el estallido social. Espero que en el día de las votaciones toda la gente vaya con la predisposición de querer cambiar las cosas”, concluye Gloria Guerrero.

Compartir