ENTREVISTAS

Directora de Matronas: «Estos discursos religiosos de que las mujeres debemos traer vida deben terminar»

La Cámara Baja aprobó en general el proyecto que despenaliza el aborto, profundizamos en #FuturoPSP con Katiuska Rojas, directora de Asociación de Matronas y Matrones.

Matronas
Agencia UNO

De la histórica jornada que se vivió ayer en el Congreso, donde la Cámara Baja aprobó en general el proyecto que despenaliza el aborto, profundizamos en Palabras Sacan Palabras con Katiuska Rojas, directora ejecutiva de la Asociación Nacional de Matronas y Matrones de Chile.

«Para todos es un paso bastante importante en reconocer el derecho de las mujeres, desde la autonomía del cuerpo, cuando el gobierno ha evaluado, durante estos cuatro años, un retroceso en estas materias y no apoyar estos proyectos. Esta despenalización es un avance para la legalización del aborto».

Aborto

«La despenalización es que hoy está penalizado el aborto libre, ese aborto que se sigue generando en las mujeres de sectores más vulnerables y más populares, y son esos abortos que se desarrollan fuera de las 3 causales, que son el riesgo de vida de la madre, inviabilidad fetal y en caso de violación. Fuera de estas 3 causales se sigue abortando diariamente y clandestinamente. Puede haber mujeres formalizadas y perseguidas por este delito. Y la diferencia con legalizar, es porque no existe una política pública que implemente protocolos y normativas y que además el Estado garantice un acceso a las prestaciones y acompañamiento en este proceso».

«Lo que hemos sabido, según los antecedentes que ha manejado la diputada Camila Rojas autora del proyecto, que lo ingresa el 2018, sabemos que existen más de 400 casos de mujeres que son perseguidas y 6 casos de mujeres formalizadas, entonces estos antecedentes son por denuncias, de ciertos sectores en donde se enfrenta a la situación de una mujer abortando de manera clandestina».

Sudamérica

«Nosotros pensamos que puede ser un paso importante, con el precedente de México, que hace poco se despenaliza en algunos estados del país. Y como se ha dado en otros países, sabemos que está legalizado en Argentina, Cuba, Uruguay. Sabemos que un aborto que esta cubierto por una política pública asegura que ese procedimiento sea más seguro. Como podríamos saber si hay abortos clandestinos o de las persecuciones penales».

«La misma OMS comenta que de los 121 millones embarazos planificados entre los años 2015 y 2019, 73 millones pertenecen a abortos, y hay una gran cantidad de abortos que no están bajo causales. Hay abortos inseguros, donde mujeres exponen su vida con procedimientos inseguros, por gente que no está capacitada para llevar a cabo esa tarea. Los países donde el aborto está legalizado y cubierto como una prestación de salud, vemos que la mortalidad en madres y menores disminuye».

Semanas de gestación

«Se establecen a las 14 semanas, porque hasta el feto se produce el desarrollo de la columna vertebral, por lo tanto la médula espinal. Después de las 14 semanas podría tener un desarrollo, que el feto tendría una columna vertebral. En Colombia, se interrumpe hasta las 18 semanas, en Suiza donde se desarrolla aborto más de 20 semanas. Es una discusión que cruza desde lo ético o moral, con opiniones más conservadoras que en más de 20 semanas podría sentir dolor el feto, por el desarrollo del sistema nervioso, cuando sabemos que no es así. Entre las 34 o 35 semanas podría haber investigaciones sostengan que pueden sentir dolor. Tendemos a pensar que hasta 14 semanas porque ahí comienza a desarrollarse la columna vertebral y lo que significa el desarrollo neurológico».

«No se puede pensar que desde la concepción ya existe vida. En la ley IVE hubo sectores que también indicaron los mismos argumentos que presentan hoy, se decía que la Pastilla Anticonceptiva de Emergencia (PAE) era abortiva, después de sólo las 72 horas después de la relación sexual. Claramente hay un cierto desconocimiento de sobre cuando comienzan los derechos de otro, cuando se debe hablar de los derechos de las mujeres.
El aborto es una decisión que no es fácil. Por eso también se pone como límite las 14 semanas porque no es una decisión a la ligera. Estos discursos más religiosos y dogmáticos de que las mujeres debemos traer vida deben terminar, y hay que replantear y pensar que tenemos un derecho de autonomía con nuestro cuerpo».

Compartir