Noticias

Woodstock ’94, la secuela del festival que ofreció mosh y lodo

Entre el 12 y el 14 de agosto de 1994 se vivió la continuación del mítico festival, resumiendo al rock tanto clásico del primer cartel como los nombres de los 90.

Woodstock 94
Getty Images

Woodstock ’94, también conocido como Woodstock II, ha sido llamado el «hijo del medio» entre el concierto pacífico original de 1969 y el desastre de 1999, el último de los cuales se detuvo después de incidentes de incendios provocados, saqueos y violaciones. De hecho, tenía más en común con su predecesor, al menos en términos de clima.

Comenzó el viernes 12 de agosto de 1994 y se llevó a cabo en Winston Farm en Saugerties, Nueva York, este evento del 25 aniversario también estuvo plagado de lluvias incesantes. Solo que se puso mucho, mucho peor. De hecho, las condiciones descuidadas finalmente le valieron a este concierto posterior un nuevo nombre: Mudstock.

En contraste con el desastre que siguió en 1999, Woodstock ’94 vio a la mayoría de los 350.000 asistentes disfrutando de un fin de semana relativamente tranquilo de música interpretada por más de 50 bandas. Dos personas murieron, pero ambas por afecciones preexistentes, una por ruptura del bazo y otra por complicaciones relacionadas con la diabetes.

Los boletos para Woodstock ’94 costaban $ 135 cada uno; el evento también estuvo disponible a través de pay-per-view por $ 49. Empresas como Haagen-Dazs, Apple y Pepsi fueron patrocinadores oficiales. Los promotores estaban comenzando a cambiar la cualidad del amor libre que rodeaba el mito de Woodstock con una nueva estética comercial, pero no en un grado discordante.

«Después de comprometerme a hacerlo, temí que sería una pesadilla corporativa, con un logotipo de Pepsi detrás de Woodstock», dijo a MTV el líder de Nine Inch Nails, Trent Reznor. «Pero por estar aquí, tengo una muy buena vibra. Y me complace ver que, hasta ahora, resultó ser algo bastante positivo para los fanáticos que vinieron a vernos «.

La seguridad era estricta al comienzo de Woodstock ’94. Nueve millas de valla de tela metálica rodeaban el sitio en un esfuerzo por mantener alejados a los intrusos como los de 1969. Los ventiladores pasaron por detectores de metales y no se les permitió traer comida ni bebida. Prohibido el alcohol y las drogas. Pero cuando el viernes se convirtió en sábado, la gran cantidad de personas superó la seguridad y las reglas se relajaron. Para el domingo, todo vale. Miles de recién llegados entraron al concierto.

Los que asistieron descubrieron que había música para todos los gustos. Los rockeros clásicos disfrutaron de Traffic, Aerosmith, Peter Gabriel y la Allman Brothers Band. Los miembros más jóvenes de la multitud acudieron en masa para ver bandas contemporáneas como Green Day, Blues Traveller y Blind Melon. Actos de rap, reggae, metal, gospel, Nueva Orleans y músicas del mundo también aparecieron en los dos enormes escenarios del festival.

En otra conexión, varios retornados de 1969 estuvieron presentes, incluidos Santana, Joe Cocker, Country Joe McDonald y Crosby, Stills y Nash, a quienes se unió John Sebastian de Lovin ‘Spoonful. Rick Danko, Garth Hudson y Levon Helm de The Band también hicieron una segunda parada. También aparecieron Roger McGuinn de los Byrds; Jorma Kaukonen y Jack Casady de Jefferson Airplane; Bob Weir de Grateful Dead; Rob Wasserman y Bruce Hornsby.

Pero lo más destacado del festival fue la actuación de Bob Dylan, quien había rechazado una invitación para aparecer 25 años antes. Los promotores de hecho planearon organizar el concierto de 1969 en el sitio de Winston Farm con la esperanza de que Dylan, que vivía cerca, actuara. Dylan declinó memorablemente y cuando el dueño de la tierra se retiró, el concierto se trasladó a Bethel, Nueva York.

La presentación de Dylan, el último día de Woodstock ’94, reflejó esta historia compartida: “Esperamos 25 años para escuchar esto. Damas y caballeros, Sr. Bob Dylan «. Respaldado por una banda de cuatro miembros, Dylan abrió con el nuevo ‘Jokerman’ y luego siguió con los favoritos de los años 60 como ‘All Along the Watchtower’, ‘Highway 61 Revisited’ y ‘It’s All Over Now, Baby Blue’. Apropiadamente, Dylan eligió ‘Rainy Day Women # 12 & 35’ por su bis.

El sábado, Blind Melon de rock alternativo realizó lo que se ha llamado una «actuación maníaca y desquiciada». La cantante Shannon Hoon, supuestamente drogada con ácido, subió al escenario con rímel, pasadores en el pelo y un vestido largo blanco prestado de su novia. Durante el set, Hoon lanzó los tambores de conga de la banda a la multitud.

Hoon también animó a la audiencia a decir «Dios los bendiga» por las personas que murieron en el concierto. (Un año después, el propio Hoon murió de una sobredosis de cocaína). Después del concierto de Blind Melon, MTV le preguntó al guitarrista Rogers Stevens si se sentía bien con su actuación. «No lo recuerdo», dijo Stevens. «Lo estuve bloqueando todo el tiempo, así que es difícil de decir».

Para el tercer día, el área frente al escenario era un enorme mosh pit embarrado. Los fanáticos del frente cubrieron a los rockeros punk Green Day con montones de barro y paja. El cantante Billie Joe Armstrong entró en escena, bajó el micrófono y arrojó pedazos de césped a la multitud. Se produjo un alboroto cuando los miembros de la audiencia intentaron asaltar el escenario. Los guardias de seguridad entraron rápidamente. Debido a que todos estaban cubiertos de barro, sin embargo, era difícil distinguir a los músicos de la multitud.

«Me abordó un guardia de seguridad», dijo el bajista de Green Day Mike Dirnt al Aquarian Weekly. “De hecho, me cortó los dientes y yo soplé como cinco dientes. Solo uno de ellos murió. Arreglé el resto de ellos, pero él me cortó la parte de atrás de los dientes. Fue horrible. Pero lo mejor de todo es que pude salir de allí y lo volvería a hacer mañana si tuviera que hacerlo «.

Un incidente previo al espectáculo entre Trent Reznor y Danny Lohner dejó a Nine Inch Nails cubierto de barro durante toda su actuación. “En el camino al escenario hubo un pequeño accidente”, dijo Reznor a MTV. “Se convirtió en una especie de lucha de barro que se convirtió en un motín de barro a gran escala. Accidentalmente tropecé con Danny y empujé su cara contra el barro. Y luego tomó represalias golpeándome el cuerpo «.

Aunque todo fue aparentemente perdonado, no busque Nine Inch Nails para hacer una visita de regreso, en caso de que se lleve a cabo otro evento en Woodstock. Cuando se le preguntó si volvería para, digamos, una actuación del 50 aniversario, Reznor respondió: «Si lo estoy, que alguien me dispare en el escenario».

Compartir