Noticias

Sonny Chiba, leyenda del cine japonés, murió a los 82 años de Covid-19

Una de las primeras estrellas de artes marciales japonesas, recordado en occidente por su papel en "Kill Bill", falleció de coronavirus.

Sonny Chiba Kill Bill
Miramax

Shinichi «Sonny» Chiba, actor japonés que interpretó al legendario fabricante de espadas Hattori Hanzo en «Kill Bill«, murió a los 82 años de edad.

Según reporta Oricon, Chiba murió hoy jueves en el hospital Kimitsu de la prefectura de Chiba de neumonía causada por COVID-19. Estaba hospitalizado desde el 8 de agosto.

Chiba, una hábil artista marcial, protagonizó decenas de películas y programas de televisión desde principios de los años sesenta. Entre sus películas populares se encuentran las series «Yakuza Cop» y «Street Fighter» en los años 70.

Sonny Chiba y una trayectoria en la pantalla

Nacido en la ciudad de Fukuoka, Sonny Chiba hizo su debut en 1960 como el personaje principal de un programa de héroes de efectos especiales en la televisión, con el objetivo de convertirse en actor después de estudiar gimnasia en la universidad. Logró establecerse como actor de acción realizando acrobacias en dramas de televisión y películas.

En el cine, Sonny Chiba participó en la adaptación de mangas como «Karate Kiba», «Golgo 13: Assignment Kowloon» y, más recientemente, «Battle Royale II». Su salto a la fama internacional se concretó con la producción de artes marciales «The Street Fighter». De hecho, a partir de esa película adoptó el nombre “Sonny”, a partir de una idea del jefe de New Line Cinema.

A partir de «Shogun’s Samurai» interpretó al legendario samurai Yagyū Jūbei Mitsuyoshi, una tarea que también llevó a cabo en la televisión.

Se hizo popular entre el público occidental después de su interpretación de Hanzo en «Kill Bill» de Quentin Tarantino. Interpretó al dueño de un restaurante de sushi que en realidad era un legendario fabricante de espadas que elaboró una katana para la novia de Uma Thurman después de que ella pidiera «acero japonés» en su búsqueda de venganza.

También trabajó para capacitar a las generaciones más jóvenes, y muchos actores como Hiroyuki Sanada y Shinichi Tsutsumi aprendieron en la escuela de formación de actores de acción establecida por Chiba, pero el actor se había retirado del cine a mediados de la década pasada.

Compartir