ENTREVISTAS

Fernando Fuentealba: «Son actos terroristas, con robo de vehículo a particulares»

Para saber el parecer de las víctimas de la violencia rural en la Macrozona Sur conversamos con el vocero de la Fundación que los agrupa, Fernando Fuentealba.

Fernando Fuentealba
Agencia UNO

A partir de la muerte de dos personas en un ataque incendiario en Tirúa, conoceremos el parecer de las víctimas de la violencia rural en la Macrozona Sur. Conversamos en Palabras Sacan Palabras con el vocero de la Fundación que los agrupa, Fernando Fuentealba.

«Es un hecho brutal el quitarle la vida a personas de esa forma, es impresentable. En esta zona, el sur de la provincia de Arauco, es una zona capturada hace muchos años con el narcoterrorismo. Perdimos la calidad de vida y estamos subyugados al narco derecho».

«Lo que se produjo esta madrugada se produce hace tiempo. Hay 65 casas quemadas de la misma forma. Grupos armados llegan con alto poder de fuego y realizan estos actos incendiarios. Esa madrugada no fue la excepción, pero costó la vida a dos personas. Son actos terroristas, con robo de vehículo a particulares. Es una constante en la zona donde estamos».

Palabras de Fernando Fuentealba

«Tengo claro que la dueña del complejo, estas cabañas que se dedicaban a la actividad turística. Ella perdió la totalidad de u emprendimiento. Hay muchas autoridades que tratan de bajar el perfil a la situación porque no han querido tomar la responsabilidad que les corresponde ni establecer el Estado de Derecho», señala Fernando Fuentealba.

«Como vocero, condenamos el hecho de violencia con la pérdida de dos vidas, pero también condenamos la falta de trabajo que ha tenido el ministro del Interior. Es un abandono total y lo criticamos fuertemente. Pero hay que tratar de no politizar estas acciones, porque sacan el foco central del problema. El Estado, como Estado, está fallando en todos sus poderes en esta zona. El poder Legislativo rasga vestiduras y pide la cabeza de un ministro, pero ellos rechazaron leyes que dotaban de mayores poderes a la policía», agrega.

«La Suprema emite orden, hace poco, a los fiscales para trabajar de forma telemática y no de ir a terreno donde pasan las cosas. Es el Estado el que le está fallando a las personas que vivimos en esta zona. Aquí se perdió el Estado de Derecho y eso es gravísimo».

«Yo tengo un hotel y he sufrido varios ataques, incluso con turistas y mi familia dentro de hotel. Me han intentado asesinar en varias oportunidades. Sufrí el mismo tipo de ataque armado que el equipo de Iván Núñez dos días antes. Nos salvó que mi vehículo blindado resistió el ataque y a 25 km del primer ataque nos volvieron a atacar con fusiles de guerra. Esa es la situación. El Gobierno me saco del lugar y me traslado a otro lugar para resguardar mi vida. Cuando hablo que hay terrorismo es porque es así».

Tráfico

«Con este control que hay por estos grupos, se han propiciado diferentes actividades ilícitas: robo de madera, de vehículos y el tráfico de drogas. Es un descontrol total. Pruebas hay. El problema es que nadie se quiere sentar a solucionar esto. Tienen la respuesta y el momento histórico para sentarse y buscar una solución rápida. No podemos seguir perdiendo vidas. Van más de 30 personas asesinadas. Hay grupos radicalizados que no representan a la etnia mapuche. Ellos son los más afectados con todo esto. No se pueden trasladar a sus trabajos, no pueden desarrollar sus emprendimientos, no pueden educarse. Cuando un Estado intenta bajar el perfil y normalizar estas situaciones, cae en un grado que raya en el delito de omisión. Y amplío esto a todos los poderes del Estado», indica Fernando Fuentealba.

«Lo que se vive es un alto grado de desesperanza, frustración e impotencia. Uno que ve una Convención que iba a mejorar la Constitución, y uno ve que ha sido manipulada y se va a otros aspectos que no son los que la gente pidió y se perdió la esperanza. Aquí el Gobierno, aunque le queda poco tiempo, está tratando de terminar lo más rápido posible y salir lo menos magullado posible de esta temática».

Situación en la provincia de Arauco

«Todos lo gobiernos le han hecho el quite a esto. Hay que sentarse y se tienen que tomar medidas, que no sean populares ni políticamente correctas. Para los que vivimos acá, no es descabellado el Estado de Sitio. El control de esta gente está en toda la zona sur de la provincia de Arauco y se van extendiendo en su territorio. Si no paramos esto, les va a llegar al patio de las casas y en el intertanto hay personas que están perdiendo la vida. Aquí han hecho un show mediático con los militares: se vienen a sacar fotos al cruce, pero no ingresan».

«Son los militares los que tienen la logística para entrar en la zona. Las policías tienen las manos amarradas. Tienen que venir los militares a tomar control de esto, hay derechos de las personas que no están siendo respetados. Vamos a iniciar las acciones legales, no solo en busca de reparo económico a las víctimas, sino también buscando responsabilidades administrativas y políticas».

Compartir