Noticias

Alberto Abarza se alzó con la medalla de oro en los Juegos Paralímpicos de Tokio

El nadador chileno se impuso en su categoría con un tiempo de 2:00:40, quedándose con la anhelada presea dorada.

Alberto Abarza Paralipicos Oro
Getty Images

El nadador chileno Alberto Abarza clasificó como el ganador de su serie a la final de los 100 metros espalda de los Juegos Paralímpicos de Tokio 2020.

Un rendimiento que abriga esperanzas para la consecución de una medalla en suelo nipón. En la primera serie de la categoría S2 registró un tiempo de dos minutos, dos segundos y 28 centésimas.

Abarza le sacó más de seis segundos a su más cercano perseguidor, el ucraniano Roman Bondarenko (2:08.72). Tercero fue el polaco Jacek Czech (2:14.25).

En tanto, el ruso Vladimir Danilenko consiguió el mejor crono de la fase clasificatoria con 2:02.07, sólo 21 centésimas mejor que el nacional.

Alberto Abarza con el oro en Paralímpicos de Tokio

Los tres competidores estuvieron el el podio durante la ceremonia de entrega de medallas, donde un emocionado Alberto Abarza se alzó con la presea dorada en el primer lugar y con la entonación del himno nacional de fondo.

De esta manera, Abarza le entregó la primera presea al Team ParaChile en los Juegos Paralímpicos de Tokio. Además, se transforma en el primer deportista latinoamericano en ganar una medalla en esta cita de los cinco anillos desarrollada en Japón. Una jornada histórica e inolvidable para el nadador criollo y para el deporte chileno.

«Los sueños están para cumplirse, hasta lo imposible»

Después de la ceremonia de entrega de medallas, en donde el deportista nacional se alzó con la presea dorada, habló sobre este inolvidable logro.

“Es un camino largo, de muchos años, no es llegar y estar en unos Juegos, es mucho sacrifico, todos los días a las cinco de la mañana tengo que meterme al agua helada, pero valió la pena, eso es lo más lindo. Los sueños están para cumplirse, con trabajo se puede lograr cualquier cosa, hasta lo imposible”, señaló Alberto Abarza, según consigna ADN.

Respecto a la carrera, Abarza comentó que “sabía que tenía que apretar y no volverme loco en los primeros metros, es difícil enfocarse porque uno cree que va lento, pero en los primeros quince metros iba rápido. A la vuelta, me dolió como nunca, pero iba apretando y veía las gotas de agua que salpicaban y sabía que estaba cerca”.

“En esos últimos metros me dolió la vida, pero valió la pena, sabía que quedaban ocho metros y se acababa esto, así que le dimos con todo”, agregó el destacado medallista paraolímpico.

Compartir