Noticias

La escena eliminada de «Once Upon a Time… in Hollywood» que hizo llorar a Quentin Tarantino y Leonardo DiCaprio

El momento favorito del director y el actor principal se quedó fuera de la película por problemas de tiempo.

Leonardo Di Caprio Once Upon a Time in Hollywood
Columbia Pictures

A pesar de que han pasado dos años desde su estreno, todavía hay detalles desconocidos de «»Once Upon a Time… in Hollywood» de Quentin Tarantino los que han ido saliendo a la luz poco a poco.

Ahora se conoció que el director y el protagonista Leonardo DiCaprio lloraron durante el rodaje por una escena que finalmente quedó fuera de la edición final de la película por problemas de tiempo.

La emotiva escena que quedó fuera de «Once Upon a Time… in Hollywood»

En una entrevista con el podcast RealBlend, Quentin Tarantino reveló que la escena era una conversación telefónica a medianoche entre Rick Dalton, el actor de segunda fila al que da vida DiCaprio, y Trudi Fraser, la encantadora actriz infantil interpretada por Julia Butters, consigna IndieWire.

«Esa era mi escena favorita del guion. Así que la idea de que no estuviera en la película era inconcebible», señaló Tarantino. «Creo que era la escena favorita de Leo de entre todas las que rodamos», prosiguió Tarantino. «Estábamos deshechos en lágrimas», insistiendo en que ninguna escena de su filmografía le ha afectado tanto emocionalmente. «Julia [Butters] lloraba cada vez que terminábamos una toma», confesó.

El director dijo que lamentablemente la escena tuvo que quedar fuera en pos de la coherencia del filme como conjunto. «En el montaje se impone una cronología, y si no encaja la cronología, la escena se tiene que ir», explicó.

Una secuencia que los dejó llorando al director y al actor

Según Tarantino, la conversación entre Rick y Trudi «parece un final para la película». «Eso estaba bien en el guion, porque ahí yo veía todo lo que pasa en febrero como parte de una estructura en tres actos, y después a todo lo que pasa en la noche de los asesinatos como un epílogo», argumentó.

«Pero esa perspectiva no era la correcta», manifestó. «Una vez que empezamos a montar la película, las cosas que pasan en agosto no eran un epílogo. Eran el tercer acto. Teníamos que verlo así», continuó Tarantino.

Así pues, la razón por la que no tuvimos acceso a este momento fue para que Tarantino pudiera darnos unos minutos más de DiCaprio y Brad Pitt masacrando a los miembros de la Familia Manson. Sin embargo, el cineasta incluyó la escena como uno de los puntos culminantes de su novela basada en el filme.

Una novela que, además, incluye menciones a la carrera posterior de Trudi, incluyendo sus tres nominaciones al Oscar y la película que rodó a las órdenes de un tal Quentin Tarantino.

Compartir