Noticias

«Appetite for Destruction», el glorioso álbum debut de Guns N’ Roses

El 21 de julio de 1987, una banda de cinco inadaptados lanzó el disco de debut más vendido de la historia y conquistó al mundo entero.

Guns N Roses 1987

«En aquel entonces, cualquiera de ellos podía inventar un riff y el resto lo construiría», dice el ex amigo y fotógrafo de Guns N’ Roses, Marc Canter. «Estaban totalmente en la misma página en cuanto a lo que pensaban». quería hacer con la música y se necesitaban el uno al otro para crear las mejores canciones».

Fue en esta etapa de su carrera cuando Guns N’ Roses compuso las canciones de su explosivo debut «Appetite for Destruction», que salió a la luz el 21 de julio de 1987. El título del álbum era un reflejo de los jóvenes y bulliciosos rockeros que tenían un química mágica, pero eran igualmente propensos a pasar su tiempo tomando drogas, bebiendo copiosamente, peleándose entre sí o con cualquiera en su camino, siendo arrestados – o alguna combinación de lo anterior.

Guns N’ Roses y el amor por el rock n roll

En una era de rockeros chicos malos que no eran terriblemente malos y escribían música que sonaba demasiado bien, Guns N’ Roses era el artículo genuino. Sus canciones resonaban con el amor por el rock and roll y el espíritu de rebelión. Cuando el hombre de Geffen Records A&R, Tom Zutaut, firmó con la banda, no tenía idea de en qué se había metido. Nadie más quería a GNR porque se los veía como un lastre, una banda tan propensa a perderse el espectáculo como a interpretar un concierto de gran éxito. Sin embargo, lo que Zutaut escuchó del vocalista Axl Rose, los guitarristas Slash e Izzy Stradlin, el bajista Duff McKagan y el baterista Steven Adler fue inspirador y parecía tener el potencial de ser una firma rentable si no todos murieran en un accidente relacionado con el alcohol o las drogas.

«Hay algunas bandas que simplemente no se pueden detener y puedes sentirlo», dice Zutaut. “Ninguna cantidad de alcohol o drogas los retrasará. Guns N’ Roses pudo consumir esas cosas, sin embargo, entregarlas en un show en vivo y entregarlas en el estudio. No sé si eso los hace como gorila glass en un teléfono celular o qué, pero hay muchas bandas que probablemente consumieron menos heroína que Guns N ‘Roses y bebieron menos alcohol, pero implosionaron. Por cada Guns N ‘Roses o Motley Crue que ofrece, probablemente hay 10 bandas que son geniales pero que se desmoronan antes incluso de tener éxito «.

Impresionado por la capacidad de Guns N ‘Roses para resistir en condiciones adversas, Zutaut pagó al productor Spencer Proffer $ 15,000 para grabar «Nightrain» y «Sweet Child of Mine», como prueba y si la química era buena, se quedaría para el debut. También acordó grabar algunas canciones adicionales con la banda para el EP «Live Like a Suicide», que Geffen lanzó en Inglaterra con un sello diferente para despertar el interés de la banda antes de que salieran de gira allí.

«Proffer no produjo esas canciones, su ingeniero simplemente las grabó», dice Canter. «GNR grabó esas canciones en dos o tres semanas en un momento en el que estaban totalmente fuera de control. Incluso Axl no estaba en la mejor forma y era el más limpio de todos. Pero estaba jugando con lo que sea que estaban haciendo. Una vez que vio que estaban totalmente girados, simplemente se detuvo. Pero nadie llegó a tiempo. Vomitaban o se desmayaban en el estudio. Pero terminaron las canciones. Grabaron nueve canciones en ese estudio, incluidas ‘Heartbreak Hotel’, ‘Don’t Cry’ y ‘Welcome to the Jungle’. Pero solo usaron esos cuatro. Y luego usaron ‘Shadow of Your Love’ como cara b «.

La composición y los vicios

Las sesiones de composición de «Appetite for Destruction» fueron breves y frenéticas, en gran parte porque la banda estaba deseando volver al estudio y grabar su primer álbum, pero también porque escribieron muchas de las canciones en su debut antes de que la banda firmara. McKagan tenía «It’s So Easy», Stradlin presentó «Think About You», «Anything Goes» era una melodía de Hollywood Rose y Slash, McKagan y Adler habían comenzado «Rocket Queen» cuando estaban en la banda Road Crew. «Mr. Brownstone , ”Una especie de advertencia sobre el encanto de la heroína, llegó rápidamente a Slash y Stradlin, en gran parte porque escribieron por experiencia.

“Slash me dijo una vez: ‘Sabes, consumes heroína una vez y está tan alta que quieres volver a hacerlo’, dice la ex publicista europea de la banda, Arlett Vereecke. “El problema con eso es que, en el momento en que lo haces por segunda vez, te vuelves adicto. Axl realmente no estaba consumiendo drogas debido a la medicación que estaba tomando. Tampoco era un gran bebedor. La gente tiene una idea errónea sobre eso, pero él era el más limpio y sobrio, en realidad. Quería preservar su voz y se lo tomaba en serio «.

«Axl era el único sobrio y estaba rodeado de tipos que estaban colgados de heroína, drogados con pastillas o en un estupor alcohólico, y eso se sumó a algo de fricción en la banda», agregó Zutaut. «Axl no quería estar cerca de los tipos que estaban jodidos».

Aunque a Guns N ‘Roses le gustaba Proffer, no estaban encantados con su mezcla, por lo que buscaron otro productor. Grabaron demos con Manny Charlton y hablaron con Paul Stanley de KISS, pero él quería hacer cambios en la batería que Adler rechazó inequívocamente. Robert John Lange superó el presupuesto del proyecto, por lo que la banda se fue con Mike Clink, que había trabajado anteriormente con Triumph. Guns N ’Roses comenzó a grabar Appetite for Destruction en enero de 1987. La banda grabó las pistas básicas en dos semanas, luego Slash grabó sobregrabaciones y Rose siguió su voz.

El trabajo en estudio

La banda terminó la mayor parte de su trabajo entre marzo y abril en Rumbo Studios en Canoga Park, California, Take One Studio en Burbank, The Record Plant en Los Ángeles y Can Am Studio en Tarzana. Si bien las sesiones fueron razonablemente productivas, hubo días en que Rose no aparecía y luego otras veces en las que los encargados de la banda tenían que apagar incendios.

“Siempre que estaban en casa, los arrestaban caminando por la calle”, dice Vereecke. “En un momento, el hermano de Axl, Stewart, me llamó a las cinco de la mañana y me dijo: ‘Buenos días, Arlett’. Yo dije: ‘De verdad. Son las cinco de la mañana. ¿Qué pasa? ». Él dijo: « En realidad, nada ». Yo dije: « Son las cinco de la mañana. Algo está pasando ». Él dijo: « Bueno, a Axl le gustaría hablar contigo ».

«Yo dije:  ‘¿En serio? ¿Y qué está tramando?’ ‘Y él dme responde: ‘Está en la celda de al lado’. Yo dije:’ ¿Qué quieres decir? ‘Él dijo:’ Sí, ¿puedes hacer arreglos para que una limusina nos recoja en la celda? ¿Mañana? Estamos en el tanque de borrachos ». Eso pasó bastante, la policía los recogió por borracheras en la calle y los arrojó al tanque de borrachos. Axl no se emborrachó tanto como los demás. Pero bueno, seguía siendo Axl, así que era un objetivo fácil «.

El episodio más dramático que sucedió mientras Guns N ’Roses grababa Appetite for Destruction sucedió cuando Rose grabó la introducción de» Rocket Queen «. Quería que comenzara con ruidos sexuales y quería que fueran auténticos. «La novia de Steven en ese momento apareció en el estudio y, básicamente, Axl le dijo: ‘Oye, ¿quieres follar? Quiero grabarlo y ponerlo en el disco ”, recuerda Zutaut. “Y ella dijo, ‘Claro’. Probablemente estaba colgada de drogas, pero no se tuvo en cuenta el hecho de que estaba en Nueva York quedándose con su novio, que era Steven Adler. Así que pusimos el micrófono en esta sesión sexual entre Axl y la novia de su baterista, la grabamos y los resultados terminaron en ‘Rocket Queen’ «.

La banda terminó las sobregrabaciones en la ciudad de Nueva York en Mediasound Studios, donde se mezcló el álbum; la masterización tuvo lugar en el Sterling Sound de Manhattan.

Un disco que no prendió de inmediato

A pesar de su fantástica variedad de temas, que incluían el fuego y el trueno de «Welcome to the Jungle», la grandiosidad del himno de «Paradise City», la fanfarronada de blues de «Nighttrain» y los sentimientos melódicos de «Sweet Child O ‘Mine, «Appetite for Destruction» no explotó de inmediato. Desde meses después de su lanzamiento, el álbum parecía estancado en 250.000 ventas y MTV se negó a reproducir el video de «Welcome to the Jungle». Los ejecutivos de Geffen se acercaron a la banda y a su manager Alan Niven y les sugirieron que dejaran de hacer giras y comenzaran a preparar su segundo disco.

“MTV temía que si jugaban GN’R serían expulsados ​​de los canales de televisión por cable locales”, dice Zutaut. “Era absurdo porque sabía que esta banda obtendría un gran impulso si tan solo pudiéramos reproducir el video. Así que le pregunté a David Geffen si podía ayudarme y conseguir que MTV tocara ‘Welcome to the Jungle’ «.

“Había una chica increíblemente hermosa que trabajaba con nosotros y prometió que bailaría desnuda en el escritorio del presidente y director ejecutivo de MTV, Tom Freston, si tocaban ‘Jungle’”, dice Niven. “Los atacamos con una prensa de toda la cancha. Al mismo tiempo, envié una carta al jefe de programación sobre lo que estaban jugando y lo que no estaban jugando porque pensé: «Joder. Ni siquiera han visto este video durante seis meses. ¿Lo verán alguna vez? ‘Y bendito sea, el hombre lo tomó con un espíritu muy divertido y eso hizo que volviera la cabeza «.

El factor MTV

Geffen convenció al director de MTV para que transmitiera el video a las 5 de la mañana de un domingo como un favor personal. “Eso fue todo lo que hizo falta. Recibieron tantas solicitudes después de eso que tuvieron que seguir jugando «. Guns se convirtió en un éxito en MTV y una sensación en vivo, y Appetite for Destruction se convirtió en el debut estadounidense más vendido de todos los tiempos, vendiendo 18 millones de copias en septiembre de 2008.

«No había nada artificial en Guns N’ Roses «, y por eso eran tan populares», dice Zutuat. “Viven la vida, eran lo que eran, y todo lo que hicieron fue por pasión musical y un deseo musical de lograr su propia visión, que era diferente a la visión de muchas otras personas. Eran auténticos y la gente los amaba por eso «.

Compartir